El general Miguel Ángel Villarroya, que dimitió como jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD) tras descubrirse que se había vacunado contra la Covid-19, ha sido nombrado por el Ministerio de Defensa consejero militar de España ante la Organización de los Estados Americanos (OEA), con sede en Washington.

Noticias relacionadas

El nombramiento, firmado por la ministra Margarita Robles y que será efectivo a partir del 26 de abril, ha sido publicado este martes en el Boletín Oficial del Ministerio del Defensa.

A partir de ese día, el general de aire Miguel Ángel Villarroya Vilalta, de 63 años, ocupará el puesto de consejero permanente de España ante la Organización de los Estados Americanos (OEA) y Asesor para Asuntos de Seguridad Hemisférica.

"Con la conciencia tranquila"

El pasado 23 de enero Villarroya, que en enero de 2020 fue nombrado JEMAD, presentó su dimisión a Robles tras conocerse que él, junto con otros generales del Estado Mayor de la Defensa, se habían vacunado contra la Covid-19, pero dijo marcharse "con la conciencia tranquila" porque nunca pretendió "aprovecharse de privilegios".

En su carta a la ministra, el exJEMAD destacó que su actuación en el cargo, "y al igual que durante sus 45 años de carrera militar, procuró ser honesta y dominada por el espíritu de servicio y de amor a España", así como que "siempre se ha esforzado en servir de ejemplo a sus subordinados y en hacer lo correcto".

El general Villarroya nació en La Galera (Tarragona) el 15 de mayo de 1957. Está casado y tiene dos hijos, tres nietos y una impecable hoja de 45 años de servicio militar en las Fuerzas Armadas. Abandonó la Academia General del Aire para ser destinado al Ala 31 en abril de 1981. Había pasado ya por el Grupo de Escuelas de Matacán. Solo tardó ocho años en llegar a comandante, y quince en ascender a teniente coronel.