A un lado de la frontera, la ministra de Asuntos Exteriores de España, Arancha González Laya, enmarcó su presencia en Colombia como una lanza en "la búsqueda de una mejor vida" de los miles de venezolanos que han decidido cruzar al país vecino. A otro, Nicolás Maduro, alzó el tono contra una visita que leyó como una "agresión" y puso bajo revisión "toda la relación" con España.    

Noticias relacionadas

"No estoy aquí para criticar ni dar lecciones a Venezuela, yo estoy aquí para intentar, junto a la comunidad internacional, dar una respuesta a los ciudadanos venezolanos que han decidido abandonar su país y venir a Colombia en búsqueda de una mejor vida", dijo este sábado Laya desde el paso fronterizo terrestre de Cúcuta, que conecta a Colombia y Venezuela.

La jefa de la diplomacia española insistió ante los medios en que la situación política de Venezuela "es un conflicto que tienen que resolver los venezolanos", no la comunidad internacional, pero reiteró en la apuesta del Gobierno de España por el diálogo como solución y consideró que la expulsión de la embajadora de la Unión Europea en Venezuela, Isabel Brilhante, no ayuda en este fin.

Estas palabras no sentaron bien al otro lado de la frontera y, horas después, el presidente de Venezuela lanzó un órdago como respuesta a la presencia de Laya en Colombia. "Vamos a revisar a fondo toda la relación con España, a todo nivel, ya basta de agresiones", dijo el mandatario.

"Se lo advertimos al Gobierno de España a tiempo, nuestro canciller [Jorge Arreaza] se lo advirtió a tiempo al Gobierno de España, vamos a responder de manera contundente cualquier agresión que venga, sea de palabra, sea de acción, sea diplomática, sea política", consideró.

Maduro incluso llegó a pedir a Laya que saliera de América Latina: "¿Qué hace la canciller de España en la frontera de Colombia con Venezuela en vez de irse al [Mar] Mediterráneo a buscar a los refugiados y a la gente que huye de África? ¿Por qué la canciller de España viene a meterse en los asuntos de Venezuela? ¿Por qué va directo a Cúcuta a hablar contra Venezuela?".

"Respeto"

Laya respondió a estas declaraciones pidiendo el mismo respeto que ofrece. "Yo no tengo absolutamente ninguna interpretación que hacer sobre sus declaraciones. Yo lo único que pido es el mismo respeto que ofrezco, ni más ni menos", dijo la ministra a medios españoles en Bogotá.

La jefa de la diplomacia española llegó a Colombia en visita oficial el pasado jueves. Su presencia en Cúcuta este sábado se enmarcaba en un viaje para conocer diversos proyectos de ayuda y atención a los migrantes que salen del país petrolero para escapar de la crisis y que la llevó hasta el principal paso fronterizo con Venezuela, el puente de Simón Bolivar.

Visita de ministra de Asuntos Exteriores de España, Arancha González Laya, a Colombia. Europa Press

Laya conoció en primera personas iniciativas como la del centro de salud "La Margarita", ubicado en el municipio Villa del Rosario, la primera parada que los venezolanos se encuentran en Colombia, donde varios organismos atendieron el año pasado a más de 30.000 personas, sobre todo, a mujeres y niños que llegan del país vecino a pie y tras transitar un recorrido muy difícil. La ministra española destacó que "por encima de todas las vulnerabilidades que la migración crea, las mujeres lo sufren más".

Generosidad

Según datos oficiales, en Colombia hay al menos 1.748.000 venezolanos, lo que convierte a esta nación en el principal destino de los más de cinco millones de personas que han salido del país petrolero huyendo de la crisis. Parte de estos migrantes llegan precisamente a Cúcuta, una ciudad que limita con el occidental estado venezolano de Táchira.

Además del paso fronterizo, Laya y su homóloga colombiana, Claudia Blum, visitaron un hospital y un albergue de la Unicef en el que se da atención a migrantes venezolanos. "Sentí el valor de la solidaridad, el valor de reconocer en los migrantes personas humanas que necesitan ser tratadas con la dignidad con la que nosotros queremos todos que nos traten", resumió en declaraciones a la prensa antes de abandonar la ciudad. 

Con su visita, España ha querido reconocer el paso dado por Colombia con el recién anunciado Estatuto de Protección Especial de Migrantes, con el que el Gobierno colombiano regularizará la situación por diez años de todo venezolano que entrase de forma legal o ilegal en el país antes del 31 de enero de 2021.

Visita de ministra de Asuntos Exteriores de España, Arancha González Laya, a Colombia.

No lo hará, de momento, a quienes siguen cruzando de forma ilegal por las trochas y pasos clandestinos, a los que los abocan el cierre de fronteras y la falta de pasaportes en Venezuela. "Mi visita en primer lugar es para dar este voto de confianza y este reconocimiento por la enorme generosidad colombiana", consideró González Laya.

Con su visita a Cúcuta, la ministra finaliza un viaje oficial de tres días a Colombia, en el que se reunió con el presidente colombiano, Iván Duque, y mostró su apoyo a las instituciones que velan por el acuerdo de paz y por dar justicia a las decenas de miles de víctimas del conflicto colombiano.

"España, país que también ha conocido el conflicto, apoya de manera firme y decidida la labor de esas instituciones, sabiendo como sabemos que su tarea no ha terminado, que su tarea va a durar porque profundas son las heridas causadas por este conflicto", manifestó este viernes, tras una reunión con los dirigentes de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), la Comisión de la Verdad y la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas (UBPD).