La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, dependiente del Ministerio del Interior ha comunicado este viernes el acercamiento a cárceles más próximas del País Vasco de otros cinco presos de ETA, varios de ellos condenados por delitos de sangre.

Noticias relacionadas

Entre ellos figura Beinat Aguinagalde Ugartemendía, quien pasa del Centro Penitenciario de Jaén a la cárcel de Dueñas (Palencia). Aguinagalde fue condenado en 2015 a 32 años de prisión por asesinar al concejal socialista Isaías Carrasco en marzo del año 2008.

En 2017 fue condenado a 44 años de prisión por su participación en el asesinato del empresario Ignacio Uría, al que quitó la vida en diciembre de 2008. También se le condenó a 15 años de prisión por atentar al año siguiente contra la sede del PSE en Lazcano.

Otro de los terroristas acercados al País Vasco es Ignacio Aracama Mendia, alias 'Macario', un sanguinario etarra que en su trayectoria acabó con la vida de 7 personas. Entre sus crímenes figura el nombre de Jesús Velasco, marido de una de las fundadoras de la Asociación de Víctimas del Terrrorismo (AVT), la cual esta semana cumplía 40 años en activo.

Su traslado se realizará directamente desde la cárcel de Sevilla a la de Zaballa, en Álava, sin pasar antes por otros centros penitenciarios como venía siendo habitual hasta este momento. 

En total, según los datos de la AVT, Fernando Grande-Marlaska ya ha aproximado a tierras vascas a 142 etarras. De todos ellos 34 ya están en País Vasco o Navarra, y 60 del total cuentan con delitos de sangre en su haber. "Interior sin darnos ningún tipo de explicación a esta derogación de la política penitenciaria, e ignorando a las víctimas del terrorismo", inciden desde la asociación.

El historial de 'Macario'

A Macario la Audiencia Nacional le condenó en 1998 a 30 años de prisión como autor del asesinato del inspector de Policía Nacional de la Brigada de Información en Vitoria Antonio Recio Claver, crimen perpetrado 20 años atrás, en 1979. También fue condenado a 28 años de cárcel en calidad de cooperador necesario en el asesinato de Jesús Ignacio Velasco Zuazola, jefe de la Policía foral dependiente de la Diputación de Álava.

En 1999, se le impuso una pena de 30 años por el asesinato en 1980 de Eugenio Lázaro Valle, inspector jefe de la Policía Municipal de Vitoria. Además, en 2003 fue condenado a una pena de 20 años de prisión por cada uno de los asesinatos de los guardias civiles Ángel Prado Mella, José Luis Vázquez Platas y Avelino Palma Brioa. También fue condenado en 1998 a 26 años como responsable del atentado que acabó con la vida de Ricardo Tejero Magro. Además, fue condenado a 25 años en 1999 por su participación en el secuestro del financiero Diego Prado y Colón de Carvajal, que se produjo en 1983.

El resto de acercamientos

También se acerca a José María Novoa Arroniz, que pasa de Murcia I a la prisión de León. Fue condenado en 2002 a 29 años de prisión por el asesinato del suboficial de la Guardia Civil Alfonso Parada Ulloa en 1998.

Roberto Lebrero Panizo será enviado del Centro Penitenciario de Burgos a la cárcel de Zaballa (Álava). Fue condenado a 71 años de prisión por la colocación de 3 bombas en la discoteca Universal de la localidad navarra de Lacuntza en 2001, y por delitos de estragos, incendios, tenencia de explosivos y colaboración con banda armada.

El último de los acercamientos de este viernes es el de José Ignacio Armendáriz Izaguirre, que  será trasladado del Centro Penitenciario de Burgos a la prisión de Zaballa (Álava). Ingresó en prisión el 30 de marzo de 1998 y cumple condena de 25 años por los delitos de atentados, asociación ilícita y terrorismo.