La Junta de Extremadura ha decidido cerrar la hostelería, el comercio no esencial y el ocio y los espectáculos en las ciudades mayores de 5.000 habitantes con una incidencia acumulada superior a 500 casos por cada 100.000 habitantes durante 14 días.

Noticias relacionadas

Las medidas entrarán en vigor a las 00:00 horas de este jueves 7 de enero y tendrán una duración de siete días, aunque serán revisables.

Las localidades afectadas son: Cáceres, Badajoz, Don Benito, Villanueva de la Serena, Almendralejo, Navalmoral de la Mata, Olivenza, Fuente del Maestre, Calamonte, Aceuchal, Villafranca de los Barros, Puebla de la Calzada, Azuaga, Coria y Castuera.

Además, se cierra perimetralmente Zarza La Mayor, Cabezuela del Valle, Torreorgaz y de Pueblonuevo del Guadiana, ya que en superan la incidencia de los 1.000 casos por cada 100.000 habitantes a los 14 días.

Los dos casos más preocupantes son los de Torreorgaz y Pueblonuevo del Guadiana. En el primero, con 1.676 habitantes, tiene una incidencia acumulada de 2.923 casos por 100.000 habitantes. Mientras, en Pueblonuevo del Guadiana, con una población de 2.021 habitantes presenta una incidencia de 2.127 casos.

Comida para llevar

Tras el cierre de la hostelería y la restauración, los locales que ofrecen estos servicios sólo podrán prestar servicio de entrega a domicilio que deberá ser recogido hasta las 22 horas. El cierre de establecimientos no afectará a aquellos que pertenecen a alojamientos turísticos, para el uso de los clientes, así como los servicios de restauración para centros sanitarios y educativos o centros de trabajo. Tampoco se cierran los comedores benéficos.

Sí se cierran los espectáculos públicos y otras actividades de ocio, como festejos taurinos, circos, parques de ocio o de atracciones y salones de juego.

Permanecerán por tanto abiertos gimnasios, peluquerías o talleres de reparación de vehículos y los locales comerciales que vendan productos y bienes de primera necesidad, como tiendas de alimentación y bebidas, farmacias y parafarmacias, estancos, prensa, gasolineras y comercios que vendan productos para animales y de tecnología. 

"Situación muy complicada"

El vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales de la Junta de Extremadura, José María Vergeles, ha justificado la adopción de estas medidas porque la situación es "muy complicada" en la región, donde se superan los 600 casos de la Covid-19 por cada 100.000 habitantes a los 14 días.

El objetivo de estas medidas es "enfriar" las cifras de incidencia acumulada del coronavirus "a través de una reducción drástica de la movilidad", ha señalado Vergeles, quien ha admitido que se trata de una medida "contudente y corta en el tiempo, aunque revisable".