La velocidad de transmisión del coronavirus (Rt) en Cataluña sigue en 0,99, rozando el 1, el límite marcado por el Govern para dar marcha atrás en la desescalada. Han crecido también los hospitalizados por covid y los enfermos graves en la UCI, y han fallecido 25 personas. El número de hospitalizados es de 1.590 personas, 75 más que el domingo, de los que 395 están en la UCI, seis más que la víspera.

Noticias relacionadas

Ante los datos, el conseller de Interior de la Generalitat, Miquel Sàmper, ha avisado este lunes de que se podrían volver a cerrar bares y restaurantes en Cataluña si sigue subiendo la Rt y los ingresos hospitalarios, aunque ha añadido que ahora está subiendo la Rt y bajando las hospitalizaciones.

"Eso podría pasar. Estamos analizando la situación", ha alertado al ser preguntado por un posible retroceso de la reapertura, en declaraciones a Ràdio 4 y La 2 recogidas por Europa Press, y ha añadido que se ha visto más interacción social y que ha subido la Rt en cuanto han abierto, aunque ha dicho que la mayoría de restauradores están cumpliendo las medidas.

Sàmper ha asegurado que "no ha habido una huída masiva" de personas por el puente de la Purísima y ha apostado por encontrar el equilibrio, porque asegura que la gente tiene mucho desgaste psicológico.

Ha destacado que el plan de Navidad y el de reapertura son independientes, pero ambos dependen de los datos epidemiológicos, y ha pedido "bajar un poco la ilusión navideña", porque estaba previsto llegar al tramo 3 de reapertura en Navidad y ahora puede que se esté en el tramo 2 ó en el 1.

Sàmper ha apuntado que están trabajando a nivel técnico sobre el aforo del Liceu de Barcelona: el sábado se reunieron con el comité ejecutivo del teatro y se están replanteando el límite de 500 personas de aforo: "Entre hoy y las siguientes horas o días puede haber una solución" desde el Procicat.