Bruselas

Bruselas examinará el plan del Gobierno de Pedro Sánchez para combatir las fake news con el fin de determinar si se ajusta a las directrices de la UE. La Comisión Europea ha dicho este viernes que está "al tanto" de la orden firmada por el ministerio de Presidencia para actualizar el sistema nacional de prevención, detección y respuesta a las campañas de desinformación y vigilará su proporcionalidad y su posible impacto en derechos fundamentales.

Noticias relacionadas

"Esta orden se ha puesto en marcha basándose en la legislación de emergencia (frente al coronavirus) y, como ustedes saben, la Comisión está vigilando la aplicación de medidas de emergencia por parte de todos los Estados miembros durante esta pandemia", ha dicho un portavoz del Ejecutivo comunitario, Johannes Bahrke, al ser preguntado por el plan de Sánchez. El portavoz ha dicho que todavía es demasiado pronto para dar un veredicto definitivo.

Desde el estallido de la pandemia, la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, ha avisado de que las medidas de emergencia adoptadas por los diferentes Gobiernos no pueden en ningún caso vulnerar los valores y principios fundamentales de la UE. En particular, Bruselas ha insistido en que el respeto por la libertad de expresión y la libertad de prensa son esenciales. 

Interpelación de Ciudadanos

Por su parte, el grupo de Ciudadanos en la Eurocámara ha pedido este viernes a Bruselas que intervenga para frenar lo que considera el intento de Sánchez de crear un 'ministerio de la Verdad'. La formación naranja ha presentado una interpelación parlamentaria al Ejecutivo comunitario para que se pronuncie sobre si "el control del contenido de los medios por parte de un Gobierno es compatible con los principios, valores y legislación de la UE".

En paralelo, la eurodiputada de Cs Maite Pagazaurtundúa -vicepresidenta de la comisión de Libertades Civiles y miembro de la comisión especial sobre desinformación creada en la Eurocámara- se ha dirigido por carta al comisario de Justicia, Didier Reynders, para denunciar la iniciativa de Sánchez. 

"Se abre una vía al Gobierno para vigilar a periodistas, a medios de comunicación y perseguir lo que considere ‘desinformación’, abriendo la posibilidad al abuso y daño de la libertad de opinión que fundamenta el pluralismo ideológico, uno de los pilares del Estado democrático de derecho", sostiene Pagazaurtundúa. 

La representante naranja explica además en su carta que "tampoco existe en España un consenso social, no ha habido debate político suficiente sobre esta cuestión. Bien al contrario, la polarización es creciente, en parte fomentado por una política ideológica muy agresiva desde el Gobierno".