Valencia

“Me ha salvado Toni Cantó, que es un actor y político”. Con esta frase resumió los hechos a su madre la joven Leyre, de 14 años. Ocurrió el pasado sábado 29 de agosto en el municipio castellonense de Oropesa.

Noticias relacionadas

El mar embravecido de aquel día estuvo a punto de causar una tragedia al arrastrar a tres adolescentes y golpearlas contra las rocas de un espigón. “Si no llega a ser por él, morimos ahogadas”, relata Vicky a EL ESPAÑOL. Pero allí estaba para impedirlo un ilustre veraneante de la zona de Playetas: el exactor, exdiputado nacional y actual líder de Ciudadanos en la Comunidad Valenciana.

Una incontestable bandera roja prohibía el baño en la playa, de modo que Vicky, Leyre, Patricia -de la misma edad- y otras dos amigas se conformaban jugando con la espuma que generaba el oleaje. Pero Vicky, según explican ella y su madre a este diario, trató en un momento de enjuagarse y perdió el control al ser arrastrada por la marea.

“Patricia y Leyre vinieron a ayudarme, pero ya no podíamos salir por la orilla”, cuenta la protagonista. Fue entonces cuando decidieron tratar de hacerlo por uno de los espigones que delimitan la playa y se vieron en la situación de mayor peligro al verse golpeadas contra las piedras.

En paralelo, el político disfrutaba de un día en familia en su playa habitual, donde tenía planeado aprovechar el oleaje para aprender a surfear, según explica. Pero en absoluto fue la jornada plácida que esperaba.

El miedo se apoderó del lugar cuando las dos chicas que permanecieron en la orilla avisaron asustadas a los socorristas de que sus amigas estaban en peligro. El alboroto llamó la atención de Cantó, que decidió entrar en acción al detectar una circunstancia en particular: el socorrista que acudió al rescate lo hacía descalzo.

“Conozco bien ese espigón y sabía que el chico de Cruz Roja descalzo no podría sacar a las chicas. No me lo pensé y me lancé, porque llevo desde mi infancia pescando en ese espigón. Sé que es muy peligroso con olas y que, sin el calzado adecuado, era complicado sacar a las chicas”, detalla preguntado sobre lo ocurrido el portavoz de Ciudadanos en Les Corts Valencianes, convertido de pronto en ‘vigilante de la playa’.

“Pensé que era un padre”

Leyre, la más atlética de las tres adolescentes, trataba de controlar la situación, pero sin ayuda era imposible superar los últimos metros hasta tierra firme, los más peligrosos. “Si no llega a ser por Toni morimos ahogadas o de cansancio”, subrayaba Vicky este martes, ya más tranquila. “No sabíamos quién era, pensé que era un padre cualquiera”, agrega la joven sobre su rescatador, que entró en el agua para ayudarlas a salir una a una, con la ayuda del socorrista y otro hombre.

“Le di muchas veces las gracias porque me supo muy mal, tenía cortes de las rocas”, cuenta Vicky, que descubrió la identidad del héroe de la tarde mientras todos -Toni incluido- recibían asistencia sanitaria por sus heridas. Fue entonces, ya a salvo, cuando se hicieron la foto conmemorativa que ilustra estas líneas.

“Le estamos muy agradecidos porque fue valiente, la mayoría de los que estaban allí se quedaron mirando o grabando vídeos. De hecho hay un vídeo en las redes de Toni ayudando al socorrista a levantarse”, subraya la madre de Leyre, que reclama más seguridad para la playa del lugar.