13.000 avisos han llegado al Grupo de Delitos Telemáticos (GDT) de la Guardia Civil a lo largo de los últimos meses, durante los que se ha prolongado el estado de alarma ante la crisis sanitaria del coronavirus. 

Noticias relacionadas

El Jefe del GDT, el Teniente Coronel Juan Rodríguez Álvarez de Sotomayor, ha explicado las principales actividades que han desarrollado en estos meses, centradas principalmente en fomentar la comunicación tanto con las empresas como con los ciudadanos. Para ello, este grupo de la Benemérita ha habilitado diferentes canales para atender a los ciudadanos y para que estos pudieran informar en caso de convertirse en víctimas de algún fraude o ciberataque virtual.

De este modo, este grupo de investigación ha recibido una media de 160 notificaciones al día en el correo que habilitaron para atender a la población al inicio del confinamiento por el Covid-19. 

El jefe del GDT ha explicado que se han producido dos fases diferentes. En las primeras semanas de confinamiento se detectó que los ciberdelincuentes adaptaron sus formas de actuar a la situación en el país. Y por eso su estrategia era la de urdir engaños para estafar a las personas con productos relacionados con la pandemia. En las últimas semanas, sin embargo, los investigadores han constatado que han vuelto a sus métodos habituales de estafa.

Víctimas explotación sexual

Entre las operaciones que se han realizado o iniciado durante estos meses destacan las que tienen que ver con páginas web que ofertaban productos relacionados con el Covid-19 de los que no disponían; falsas web creadas supuestamente para recibir donaciones para comprar material sanitario; otras páginas que han suplantado a organismos como Cáritas o marcas de alimentación donde se ofrecían bonos de descuentos. 

Para todas ellas era preciso proporcionar los datos personales. Estos luego eran empleados de forma ilícita por los estafadores que ha ido detectando la Guardia Civil. De todo ello ha dado cuenta el teniente coronel durante la reunión que mantuvo con la Directora General del Cuerpo, María Gámez. 

Otro delito que ha experimentado un notable incremento durante estos meses es el del abuso y la explotación sexual de menores en internet. Hay ya varias operaciones policiales abiertas en este sentido, muy complejas de realizar. 

María Gámez ha destacado que actualmente la cibercriminalidad es uno de los retos más importantes que la Benemérita tiene por delante a nivel mundial y, por tanto, es importante potenciar al máximo las capacidades de unidades como el Grupo de Delitos Telemáticos.