Conforman la población de mayor edad y, por ende, la más frágil. Es probable que, mientras usted lea estas líneas, algún anciano se haya sumado a la lista de fallecidos en residencias geriátricas del país a causa del coronavirus Sars CoV-2. Hasta este jueves, la cifra confirmada de víctimas mortales en este tipo de centros en España, tanto de titularidad pública como privada, es de 79. Por el momento, la mayoría de los óbitos se concentran en centros de la Región de Madrid (32), donde la crisis sanitaria se desató alrededor de dos semanas antes que en el resto del Estado.

Noticias relacionadas

La primera víctima que se registró procedía de la residencia de La Paz, en Madrid. Murió en el Hospital Gregorio Marañón el 3 de marzo. Tenía 99 años. Con el paso de los días y la expansión del virus por el resto de España se han dado otros 47 casos de contagios mortales en personas de edad avanzada.

Han sido en centros geriátricos de Vitoria (8), Soria (1), en Tomelloso, Ciudad Real (15), La Zubia, en Granada (4), en Torrente, Valencia (1), en Capellades, Barcelona (6), en Albacete (7), en dos pueblos extremeños, Navalmoral de la Mata (1) y en Santiago de Alcántara (1), ambos de Cáceres, y también en Zaragoza (3).

En el caso de Capellades, la residencia afectada, que gestiona la fundación privada Consorts Guasch, se encuentra muy cerca de Igualada, una localidad vecina cuya población está confinada por el brote del virus. 

El número de contagios, con la suma de todas las residencias que ya registran víctimas mortales, supera los dos centenares de casos, aunque algunas comunidades no ofrecen datos concretos de positivos en determinados centros, sino de manera genérica por puntos o zonas geográficas. 

Otro de los brotes más recientes, registrado este pasado fin de semana, es el de Tomelloso, en la residencia privada que gestiona la Fundación Elder. El director general de Salud Pública de Castilla-La Mancha, Juan Camacho, reconoce que, además de los 15 fallecidos, hay otros 15 ancianos hospitalizados. La administración autonómica ha realizado o va a realizar 60 pruebas para determinar el número de infectados entre quienes presentan síntomas. 

Por el momento ya se han dado 34 positivos, 6 negativos y otros 20 casos están pendientes de conocer los resultados. Otros 91 usuarios del citado centro se encuentran bien. El propio director gerente de Elder en Tomelloso, José Manuel Sampedro -concejal del PP en la localidad- se encuentra entre los infectados

En unas declaraciones a Telecinco recogidas por la agencia Efe, Sampedro se quejó de que la Consejería de Sanidad de Castilla-La Mancha no estuvo en contacto con él durante la crisis, que en la citada residencia se desató el pasado fin de semana. Sin embargo, Camacho señaló que el geriátrico no avisó a la Consejería hasta el sábado, cuando ya había cuatro fallecidos.

El Ejecutivo castellanomanchego va a llevar el caso de Elder ante la justicia. “Ante la más mínima duda, que ya la tenemos, lo pondremos en conocimiento de la autoridad por si existen acciones punibles”, dijo Juan Camacho. Dado el castigo que el Sars CoV-2 está suponiendo para la población más envejecida, algunas regiones, como la de Madrid, ya están cerrando sus centros de día con el fin de evitar nuevos contagios.

Portón de acceso a la residencia de ancianos Monte Hermoso de Madrid, donde han fallecido 19 usuarios. EFE

Situación "calamitosa"

La Organización Colegial de Enfermería, que aglutina los colegios provinciales en España, se reunió este miércoles en Madrid. Uno de los acuerdos aprobados fue la creación de una Comisión Enfermera de Investigación de manera conjunta con la Asociación Española de Enfermería Geriátrica y Gerontológica. 

El presidente del Consejo General de Enfermería, Florentino Pérez Raya, recuerda que España se encuentra ante “una situación de extrema gravedad, calamitosa”. Pone el acento sobre la gestión de residencias geriátricas en el país, en las que, según él, este tipo de profesionales sanitarios prefiere no emplearse.

“Aunque los gerentes y directores de residencias hablan de escasez de enfermeras, el verdadero problema radica en que no quieren trabajar allí”, explica Pérez Raya. “La solución es tan simple como contratar enfermeras especialistas en geriatría allí donde sea imprescindible y ofrecer a los profesionales contratos laborales dignos”.

Otra de las residencias afectadas por la crisis sanitarias que azota España es la Montserrat Caballé de Madrid. La gestiona Mensajeros de la Paz en el distrito de Barajas, con el Padre Ángel al frente. Allí han muerto seis ancianos. Ya se ha confirmado que dos de ellos dieron positivo en la prueba del Sars CoV-2.

El párroco solicita que, una vez que ha sido aprobado el plan de choque económico para combatir la crisis, de los 200.000 millones de euros "al menos uno" se destine a la compra de material sanitario para las personas que trabajan en este tipo de centros asistenciales.

El Padre Ángel asegura que en la residencia Montserrat Caballé en concreto "no había ningún tipo de material para trabajar”. “Como no pongamos medidas, estas muertes van a ir a más porque nos encontramos con unas personas muy vulnerables a este virus", dice. Tras conocerse la situación de este centro, la Comunidad de Madrid le envió 500 mascarillas. 

En el caso de la residencia privada Monte Hermoso de Madrid, donde se han producido 19 muertes a causa del coronavirus Sars CoV-2, la Fiscalía ha abierto una investigación tras recibir una denuncia del Defensor del Paciente.