Un agente en prácticas en la ciudad de León, destinado en la Oficina de Denuncias y Atención al Ciudadano (ODAC), es el primer miembro de la Policía Nacional afectado por el coronavirus.

Noticias relacionadas

El joven policía se percató de que podía estar infectado la semana pasada. Sobre las 12:30h del viernes, el agente acudió al Servicio Médico de la Comisaría Provincial de León.Según el informe interno, al que ha tenido acceso EL ESPAÑOL, llegó aquejado de síntomas gripales y tos.

Ante su testimonio sus superiores alertaron al Servicio de Epidemiología de Castilla y León. Comenzó entonces la reclusión del agente en su casa. Se encuentra ahora confinado en situación de aislamiento domiciliario. Las pruebas se le realizaron en su propia casa. Los análisis del laboratorio ratificaron el positivo.

Ahora, tres de sus compañeros permanecen en estado de observación, aislados ante un posible contagio. Al menos dos de ellos presentan indicios de procesos febriles. 

El miembro del cuerpo policial explicó que días antes, el martes 25, había tomado declaración a dos ciudadanos coreanos que presentaban "síntomas de tos activa". El dato resulta relevante, ya que Corea del Sur es el país, junto con China, donde más casos se han detectado hasta el momento, más de 4.200 hasta la fecha.

Según este diario ha podido confirmar por diversas fuentes, el caso del policía sería el del tercer contagiado por coronavirus en León, el quinto detectado en Castilla y León en las últimas horas. 

Uno de los tres nuevos casos detectados este lunes por coronavirus (Covid-19) en la provincia de León se corresponde con un policía nacional en prácticas en la Comisaría de la capita

Oficina clausurada

Tras varios días siendo analizado, este lunes se confirmó que el policía había dado positivo en el COVID-19, cuyos primeros casos surgieron hace ya más de un mes en la ciudad china de Wuhan. Con él se están siguiendo los mismos protocolos que para el resto de afectados en España.

La Oficina de Denuncias de la Comisaría de la Policía Nacional, clausurada tras detectarse el caso. EL ESPAÑOL

En la Comisaría Provincial de León se están tomando todas las precauciones posibles. De ese modo, la Oficina de Denuncias de la Policía Nacional en la localidad ha sido temporalmente clausurada.

Era allí donde el agente en prácticas estaba desempeñando sus funciones y donde interrogó a los dos ciudadanos coreanos. Un cartel en la puerta reza "Prohibido el paso" desde este lunes. Las dependencias están, por el momento, cerradas hasta nuevo aviso. 

Desde Interior recomiendan a los funcionarios de esta Comisaría comunicar cualquier síntoma viral que detecten inmediatamente, por si hubieran estado en contacto con el agente en cuestión.

El Ministerio de Sanidad ha detectado y confirmado hasta la fecha un total de 115 casos en toda España. Mientras tanto, el Servicio de Epidemiología de la comunidad de Castilla y León ha requerido los datos de todos los compañeros del agente y de todas aquellas personas que hayan podido entrar en contacto con él a lo largo de los últimos días.