El Ejército de Tierra y el Ayuntamiento de Madrid ya han fijado la fecha para inaugurar el monumento dedicado a los "héroes de Baler", también conocidos como los últimos de Filipinas. El acto tendrá lugar el próximo 13 de enero en el distrito de Chamberí.

Noticias relacionadas

El escultor Salvador Amaya realizó la escultura en base a un boceto del pintor Augusto Ferrer-Dalmau, habitual retratista de escenas y costumbres militares. La estatua pretende ser un reconocimiento al papel que desempeñaron los militares españoles el sitio de Baler.

El episodio tuvo lugar entre el 1 de julio de 1898 y el 2 de junio de 1899. Un puñado de efectivos permaneció 337 días sitiado en una iglesia sin tener conocimiento de que la guerra entre España y Filipinas había terminado. Defendieron la posición pese al desgaste y el hambre.

El pasado 2 de junio de 2019 se cumplieron 120 años del fin del sitio de Baler. El Ejército puso en marcha una campaña de recaudación por micromecenazgo para subvencionar la fabricación de la escultura y su instalación en Madrid.

Problemas en la ubicación

La estatua se instalará en la plaza del Conde de Valle Súchil.

Diversos problemas técnicos y contratiempos políticos en el seno del Ayuntamiento de Madrid lastraron su instalación durante la alcaldía de Manuela Carmena, como contó EL ESPAÑOL. Se llegó a barajar la posibilidad de instalar la estatua en las inmediaciones de Madrid Río, al considerar que el suelo subterráneo era más consistente que en Chamberí, atravesado por el Metro y diversas instalaciones.

Finalmente, el lugar escogido es el de la Plaza del Conde de Valle Súchil, en su extremo más próximo con la calle Alberto Aguilera. La inauguración tendrá lugar a las 11.30 del próximo 13 de enero y la estatua tendrá una altura de 2,9 metros.