El Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha concedido a un agente de la Policía Nacional una reducción de jornada del 99% para cuidar de su hijo recién nacido, de cuatro meses, enfermo de cáncer. El juez admite la petición del funcionario -quien calificaba su situación familiar de "insostenible" e "insoportable"-, y considera de "especial urgencia" las necesidades del policía.

Noticias relacionadas

El pequeño nació el pasado 9 de septiembre y a los tres días se le diagnosticó un "neuroblastoma de origen suprarrenal derecho, estadio M", de acuerdo a los informes médicos. Con apenas un mes de vida se le sometió a una cirugía para eliminar el tejido cancerígeno y se dictó un tratamiento de quimioterapia para combatir el cáncer.

La situación era crítica para el policía nacional y para su mujer, también funcionaria. La Dirección General del cuerpo le dio una reducción de jornada del 50%, atendiendo a la circular sobre permisos y licencias de los miembros de la Policía Nacional de 3 de mayo de 2016. Una concesión que el agente consideraba del todo insuficiente para poder atender a sus circunstancias familiares.

Una situación "insostenible"

Es por eso que el policía, de la mano del abogado Marco Navarro Laguna -en coordinación con el sindicato policial Jupol-, pidió una medida cautelarísima al Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) para una mayor reducción de jornada. En el escrito daba cuenta de la situación "insostenible" e "insoportable" que atravesaba la familia.

"El pequeño necesita del cariño y la fuerza de sus padres, y ellos también de la suya, pues no está más que tratando de luchar contra esa enfermedad que no le está permitiendo crecer con normalidad", detalló al TSJM. La pareja, además, tiene otra hija de tres años y tres meses.

Merma psicológica

Él, como policía y con una reducción del 50%, no podía cubrir esas atenciones. Tampoco su mujer, funcionaria interina, por sus circunstancias laborales: "La esposa no puede arriesgarse a solicitar dichas reducciones laborales, pues la capacidad económica, la cual es también importante para los cuidados del menor, así como la posibilidad de pérdida de su trabajo, conlleva a no poder solicitar dicha reducción por parte de la misma".

Según el escrito, la familia atraviesa una "merma del estado psicológico" y "no han podido vivir tranquilos" desde que se le detectó el cáncer al recién nacido; circunstancia que se agrava por tener a su cargo a otra hija de corta edad.

El TSJM estimó todas estas peticiones en un auto del 3 de enero de 2020 y otorgó al policía la reducción de un 99% de jornada laboral con carácter retribuido, por un periodo de seis meses prorrogables: "Consideramos la efectiva existencia de la especial urgencia a que alude el solicitante de la medida y en los términos en que lo hace".