Las tecnologías emergentes y la conexión 5G conllevan una amenaza... si no tomamos las medidas adecuadas para protegernos. Esa es la alerta que lanza el CNI. "Nos ha hecho más vulnerables y ha provocado nuevos desafíos", esgrime su directora interna, Paz Esteban. Y pone el foco en los "dispositivos móviles, el Internet de las cosas y los entornos cloud". Precisamente lo que la mayoría de los españoles lleva en su bolsillo o de lo que hace uso a diario.

Noticias relacionadas

Porque en ese entorno se vuelcan los datos personales, información sensible y todo tipo de material que pueden constituir una amenaza para nuestra seguridad. Mayor conexión significa también mayor exposición. Y más ahora, que el 5G está llamado a revolucionar la telefonía móvil y abrir una autopista de la información a través de cualquier terminal.

Paz Esteban apunta al "aumento de la superficie de exposición, el big data, la conectividad universal" como los principales vectores de riesgo: "La nueva generación de comunicaciones multiplicará exponencialmente el tráfico de datos, la velocidad de conexión y los dispositivos conectados", afirma en la introducción del Informe de actividades 2017/2018 presentado recientemente por el Centro Criptológico Nacional (CCN-CERT)

Un compromiso "de todos"

El CCN-CERT es un órgano integrado en el CNI y encargado de contrarrestar las ciberamenazas. La mayoría de sus esfuerzos se centran en los ataques a infraestructuras críticas del Estado y en brindar asesoramiento a las empresas que requieran sus servicios. En su mensaje, no obstante, Paz Esteban ha optado por dirigirse al usuario medio, que a fin de cuentas es uno de los eslabones que puede sufrir desgaste en la ciberseguridad nacional.

Paz Esteban, directora interina del CNI.

Pero la directora interina del CNI aclara: "No se trata de poner límite al gran avance que nos brinda Internet, sino todo lo contrario: garantizar la seguridad, la intimidad y la libertad de todos los ciudadanos para promocionar todavía más esta red". Y en ese objetivo, destaca una máxima: "La ciberseguridad requiere del compromiso de todos".

Guías y auditorías

La memoria, de 87 páginas, recoge las actividades que ha desarrollado el CCN-CERT en los últimos dos años. Una guía que aborda la gestión y respuesta a ciberincidentes, el trabajo de los centros de operaciones de seguridad, la labor desarrollada por el departamento de productos y tecnologías, así como las guías públicas y las auditorías que se han realizado en este periodo de tiempo.

Esta es la primera ocasión en que la directora interina del CNI, Paz Esteban, firma una guía pública desarrollada en su casa. Paz Esteban asumió la dirección del centro tras la marcha el pasado mes de julio del general Félix Sanz Roldán, quien ha dirigido los Servicios de Inteligencia durante una década.