El Gobierno ha recordado a la familia Franco que durante el proceso de exhumación del dictador no está permitido el uso de banderas ni de otros símbolos, después de que uno de los nietos, Francis Franco, haya acudido al Valle de los Caídos con una bandera preconstitucional.

Fuentes del Ejecutivo han explicado que la familia fue informada, en las conversaciones con el Gobierno, que no estaba permitido el uso de banderas ni de otros símbolos en el proceso de exhumación ni durante el traslado del féretro hasta el cementerio de Mingorrubio.

Noticias relacionadas

[Siga en directo la última hora de la exhumación de Franco]

Si lo hiciesen, recuerdan las fuentes, la bandera o símbolos serían retirados en el lugar.
Tampoco fuera de la basílica tienen permiso para exhibir o colocar banderas o símbolos que exalten la dictadura, y si ocurriera las autoridades podrían abrir el correspondiente expediente sancionador.

No obstante, si la familia quisiera emplear algún símbolo en el interior del panteón de Mingorrubio, ya en el ámbito privado, el Gobierno no se opondría.

Los familiares de Franco, en su mayoría nietos y bisnietos, junto al resto de autoridades y su abogado, Luis Felipe Utrera-Molina, han accedido al interior de la basílica del Valle de los Caídos pasadas las 10:20 horas para asistir a la exhumación del dictador.

Dentro de la basílica solo han entrado los operarios estrictamente necesarios para extraer la losa que cubre la tumba, así como un forense, la ministra de Justicia, Dolores Delgado, como notaria mayor del Reino, y altos cargos del Ministerio de Presidencia. Todos han pasado por un detector de metales para evitar la entrada de cualquier dispositivo de grabación.