La primera votación de investidura de Pedro Sánchez naufragó y, lo que es peor, evidenció una gran soledad del presidente del Gobierno en funciones, que sólo ha logrado sumar al Partido Regionalista de Cantabria (PRC) mientras Unidas Podemos se abstuvo mayoritariamente. 

Noticias relacionadas

El núcleo duro del candidato socialista mantiene, desde el mismo momento en el que se produjo la votación, un cónclave en el Congreso de los Diputados para preparar una nueva oferta a la formación morada, según han confirmado fuentes del Gobierno. 

El PSOE ya se ha puesto en contacto con el equipo negociador morado. Lo ha hecho la propia vicepresidenta en funciones, Carmen Calvo: "Ya he llamado a (Pablo) Echenique", ha confirmado. Preguntada sobre cuándo tendrá lugar la próxima reunión, ha respondido: "En cuanto podamos".

El objetivo es que haya nuevos encuentros entre los que han compuesto hasta ahora los equipos negociadores, es decir: Calvo, la titular de Hacienda, María Jesús Montero, y la portavoz parlamentaria, Adriana Lastra, junto a su homóloga en Unidas Podemos, Irene Montero, y Echenique, el jefe del equipo negociador morado. Montero, en estado de avanzada gestación, no acudió a las sesiones de la investidura, por lo que lo más probable es que sea Calvo quien llame a Echenique, aseguran las mismas fuentes.

"Si hay racionalidad, hay solución", explica uno de los más próximos a Sánchez. "Mi inquietud es si queda racionalidad", ha dicho tras escuchar los discursos de las primeras dos jornadas del debate, considerados muy "emocionales" por los socialistas.

"Nos toca"

"Nos toca tomar la iniciativa", han asumido estas fuentes gubernamentales. 

El lunes, Podemos rechazó la última oferta socialista al considerar que pretendía que los morados ocuparan una posición "decorativa" en el Ejecutivo, con una vicepresidencia casi sin contenido y ministerios de poco peso. 

En el sanedrín del Congreso, que ha superado las tres horas, han participado el propio Sánchez, Calvo, Montero y el ministro de Fomento, José Luis Ábalos. La portavoz parlamentaria socialista y número dos del Ejecutivo, Adriana Lastra, también estuvo en la reunión, que comenzó sobre las 14:30 pero abandonó a las 16:00. Minutos antes de las 18:00, Sánchez ha abandonado el Congreso.