Las entidades organizadores del Orgullo LGTB en Madrid, Cogam y FELGTB, creen que Ciudadanos debe "hacer autocrítica" tras la marcha de este sábado "y analizar por qué las personas a las que supuestamente dice defender con sus políticas les impiden avanzar en una manifestación convocada para reivindicar sus derechos". Los organizadores se expresan de esta forma en un comunicado en el que no condenan los ataques que un grupo de manifestantes perpetraron contra la formación naranja. 

Noticias relacionadas

Ambas organizaciones denegaron a Ciudadanos la posibilidad de participar en la marcha con una carroza puesto que desde la formación no quisieron firmar el manifiesto por considerarlo un "documento político". Finalmente, les permitieron participar con una pancarta y fue en ese momento, cuando comenzaba la marcha, cuando un grupo de manifestantes increparon a los asistentes de Ciudadanos, entre los que se encontraban Inés Arrimadas, Ignacio Aguado, Patricia Reyes o Pablo Sarrión.

"Las entidades convocantes también queremos agradecer la paciencia a todas las personas que tuvieron que esperar varias horas antes de iniciar el recorrido debido a la sentada que tuvo lugar frente a la pancarta de Ciudadanos impidiendo que siguieran avanzando", explican en el comunicado. 

En el texto, consideran que Ciudadanos "tiene que hacer autocrítica y analizar por qué las personas a las que supuestamente dice defender con sus políticas les impiden avanzar en una manifestación convocada para reivindicar sus derechos. Recordamos que ésta no es la primera manifestación en la que la sociedad ha mostrado su descontento con esta formación política, también sucedió el 8 de marzo".

Estas entidades justifican los ataques a Ciudadanos durante la marcha puesto que "la ciudadanía entiende, igual que nosotras, que es incompatible luchar por la libertad y la igualdad de derechos en las calles y asociarse a quienes enaltecen el odio y la discriminación en las instituciones".

"Los convocantes de la manifestación respetamos el derecho constitucional del partido a manifestarse, pero la ciudadanía ha sido clara al evidenciar con esta sentada la incoherencia de una formación que quiere salir en una manifestación que exige, entre otras cuestiones, que se deje de dar poder mediante pactos a partidos LGTBIfóbicos, mientras están formando gobiernos con ellos. El acto de este sábado no solo era una marcha por la diversidad, era una manifestación política y creemos que Ciudadanos no ha entendido o no ha querido entender el motivo de su convocatoria", matizan.