El partido de Santiago Abascal ha presentado una querella contra el expresidente  José Luís Rodríguez Zapatero por colaborar con la banda terrorista ETA. Vox acostumbra a hacer trabajar a la Justicia, y esta denuncia es el ejemplo, pero no sería ni mucho menos la primera que acaba archivada. 

Noticias relacionadas

El recurso a los tribunales por parte de Vox ha tenido al PSOE como principal diana, aunque Podemos, Carles Puigdemont y 52 inmigrantes también han sido denunciados por el partido de extrema derecha aludiendo a razones diversas. Aquí, un repaso:

1. Financiación de Podemos

La primera querella que interpuso Vox fue contra Pablo Iglesias por un supuesto cobro procedente de Venezuela a través de un paraíso fiscal. Así, y "basándose en unas informaciones periodísticas que se limitan a narrar unos hechos", según la juez, Vox denunció al secretario general de Podemos por blanqueo de capitales, delitos electorales y delitos que comprometen la paz y la independencia del Estado español. El Juzgado de Instrucción número 21 de Madrid archivó la causa diez meses después al considerar que esas sospechas eran "insuficientes para incoar un procedimiento".

2. "Abandono de Llarena"

2018 fue el año en el que el partido de Abascal presentó el mayor número de querellas, con un total de seis desestimaciones. Varias estaban centradas en el procés, aunque el partido denunció el 27 de agosto de 2018 a la ministra de Justicia, Dolores Delgado, por prevaricación y denegación de auxilio al juez Pablo Llarena, encargado de instruir el procés. El Supremo consideró que las presuntas infracciones no eran constitutivas de delito penal al entender que los Servicios Jurídicos del Estado están obligados a asumir esa defensa.

3. Los fugados y su abogado

La formación de Abascal también intentó frenar por la vía judicial las acometidas de los líderes del independentismo catalán: Carles Puigdemont y cuatro ex consellers (Clara Ponsatí, Toni Comín, Meritxell Serret y Lluís Puig). A todos ellos, y a Gonzalo Boye, el abogado de Puigdemont, se les denunció por delitos de rebelión y sedición, contra la paz e independencia del Estado, prevaricación judicial, usurpación de funciones, falso testimonio, falsedad documental y estafa procesal por intentar desacreditar las actuaciones judiciales del juez Llarena. Tras analizar la sentencia, la Audiencia Nacional estimó que la jurisdicción española "no es competente para conocer los hechos".

4. La vía eslovena

Vox también denunció al presidente de la Generalitat, Quim Torra, por "provocación, conspiración o proposición para la rebelión" por defender la "vía eslovena" en el proceso de secesión de Cataluña. Sin embargo, el Tribunal Supremo archivó la querella al considerar que Torra hizo uso de su libertad de expresión para manifestar una opción política. "La expresión de una opción política teórica por el modelo esloveno puede parecer disparatada, irritante e imprudente en Cataluña, pero queda amparada por la libertad de expresión y aún más, en el contexto de la retórica con la que algunos políticos se expresan ante los medios de comunicación", apuntó el tribunal.

5. La tesis de Sánchez

La tesis de Pedro Sánchez no pasó desapercibida para Vox, que presentó una querella contra el presidente del Gobierno en funciones por incurrir en posibles delitos de falsedad documental, prevaricación administrativa, cohecho, tráfico de influencias y un delito contra la propiedad documental. Pero el Supremo desestimó la demanda porque el contenido "no supone delito alguno", volvió a considerar que la denuncia se basaba en informaciones periodísticas y aseguró que "la originalidad de una tesis y su valor dogmático son cuestiones que han de ser evaluadas en el ámbito académico y totalmente ajenas al Derecho Penal".

6. El feminismo de Díaz

Otra socialista que estuvo en el punto de mira de la formación de Abascal fue la expresidenta de Andalucía, Susana Díaz, contra la que se querellaron el 28 de noviembre de 2018 por un delito de odio. El origen de esta denuncia se encuentra en unas declaraciones de Díaz en las que consideró a Vox "un partido xenófobo, homófobo, racista y machista". La formación procedió a denunciar estas "descalificaciones intolerables", pero el Supremo desestimó juzgar a Díaz dada su condición de expresidenta y entendió que la diputada del Parlamento andaluz dependía del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía.

7. Educación sexual

Uxue Barkos, la ya expresidenta del Gobierno navarro, también recibió una querella de Vox por un presunto delito de provocación sexual. La formación de Abascal denunció a Barkos después de que aprobara el programa educativo Skolae, que aceptó la enseñanza de "múltiples identidades sexuales" a través de "juegos eróticos infantiles" para niños de entre 0 y 6 años. Para el Ministerio Público los hechos denunciados no incurren en delito y tampoco constituyen una provocación.

8. Salto a la valla

En su condición de formación antiinmigración, Vox presentó una querella el pasado 17 de mayo contra los 52 inmigrantes que llegaron a Melilla el domingo anterior tras saltar la valla fronteriza entre Marruecos y España. En esta ocasión, Vox pidió que se identificara a los 52 inmigrantes, así como su posterior detención y toma de declaración. Para la formación de Abascal, la justicia debería imputarles por delitos de organización criminal y alteración del orden público. Esta denuncia todavía se encuentra en fase de instrucción.

Las que salieron adelante

No todas las querellas interpuestas por el partido de Santiago Abascal han sido archivadas. De hecho, la formación ha sido la acusación popular en el denominado procés, en el que 12 acusados, miembros del Gobierno catalán, la presidenta del Parlament y los líderes de ANC y Òmnium Cultural, han sido juzgados por perseguir la independencia de Cataluña y ya están pendientes de sentencia. 

Un juzgado de Cornellá de Llobregat (Barcelona) también admitió a trámite en junio de 2018 una querella de Vox contra Ferrán López, comisario jefe de los Mossos d'Esquadra, y otros efectivos de este Cuerpo.