En julio, Pedro Sánchez tomó junto a su esposa un avión oficial del Gobierno y aterrizó en Castellón, cuyo aeropuerto, de muy poco tráfico, es considerado uno de los ejemplos de la España del derroche y la burbuja. Tras un par de actos protocolarios, se pasó la noche en el FIB, el Festival Internacional de Benicássim, donde actuaba uno de sus grupos favoritos: The Killers.

Noticias relacionadas

Ese viaje, después declarado secreto por el Gobierno, y el uso de los medios del Gobierno encendió a la oposición, que criticó a Sánchez por usar un Falcon del Ejecutivo para uso personal. 

Este viernes, Sánchez volvió a Castellón. También lo hizo en un avión, más pequeño, mientras la caravana de los periodistas viajaba en autobús. Sánchez vuelve a volar para un acto de partido a un destino que está a poco más de dos horas en tren y cuatro en coche.

Pedro Sánchez, a su llegada al aeropuerto de Castellón, este viernes.

En este caso, el viaje ha corrido a cargo del PSOE, según fuentes del partido y del Gobierno. Ferraz ha eludido dar más explicaciones bajo el argumento de que no se pronuncian sobre asuntos relativos a la seguridad del candidato. 

A su llegada, el equipo de seguridad del presidente, con un buen número de efectivos y coches, lo esperaba para desplazarse hasta el auditorio donde compartió estrado con Ximo Puig, president de la Generalitat valenciana, entre otros. 

Su viaje en avión coincide con la campaña de Nuevas Generaciones del PP, "Falcon Viajes", que este lunes ha incluido el lanzamiento de una web, la apertura de una provocadora sede y una de las polémicas del día. 

La campaña está diseñada para denunciar el uso excesivo de aviones oficiales por parte del presidente. Algunos militantes de Nuevas Generaciones, según el PSOE, publicaron en sus cuentas de Twitter imágenes de Sánchez en bañador junto a su mujer y sus hijas, correspondientes a unas vacaciones. Esos tuits provocaron una denuncia del PSOE al PP ante la Junta Electoral al considerar que se había sobrepasado una línea personal para atacar al jefe del Ejecutivo.