La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha criticado este sábado a quienes utilizan la política de defensa con fines partidistas y, tras subrayar que las fuerzas armadas son patrimonio de todos los españoles, ha exigido a quienes no lo consideran así que no hablen en nombre de ellas.

Noticias relacionadas

Robles ha pedido en una entrevista en RNE que nadie se atribuya ser la voz política de las Fuerzas Armadas, porque, según ha resaltado, los tres ejércitos se encuentran comprometidos con la defensa de la Constitución y plenamente integrados en la sociedad.

"No me resulta aceptable que se puedan utilizar las Fuerzas Armadas desde un punto de vista partidista, pero tampoco entiendo que nadie de las Fuerzas Armadas quiera capitalizar a los 120.000 hombres y mujeres en su propio beneficio", ha afirmado Robles.

La ministra de Defensa ha admitido, por otra parte, que España deberá adoptar alguna decisión sobre el despliegue en Turquía de la batería de misiles Patriot dependiendo de cómo se retire Estados Unidos de Siria.

"Garantes del orden constitucional"

El pasado seis de enero, Margarita Robles pronunció su primer discurso como ministra de Defensa en la Pascua Militar celebrada en el Palacio Real.

En su alocución destacó el papel que desempeñan las "Fuerzas Armadas como principales garantes del ordenamiento constitucional" y recordó el papel que desempeñan miles de militares, a quienes ha calificado como la principal "garantía de libertad, justicia, pluralismo y solidaridad". Todo ello, en un año en el que se han pronunciado algunas amenazas contra la Constitución, principalmente desde el nacionalismo catalán.

También hizo referencia a los 30 años que España lleva implicada en misiones internacionales y recordó "a todos los hombres y mujeres de las Fuerzas Armadas, de la Guardia Civil y del Centro Nacional de Inteligencia que dieron su vida o fueron heridos en acto de servicio, especialmente durante el último año".