La localidad ciudadrealeña de Daimiel ha amanecido este miércoles con numerosas pintadas en las zonas de acceso a las sacristías de las iglesias de Santa María y San Pedro, escaparates y persianas de locales comerciales e incluso portales y fachadas de edificios cercanos a la Plaza de España.

En una nota de prensa, el concejal de Obras, Jesús Villar, ha expresado su malestar y disconformidad con este acto vandálico del que “no se saca beneficio alguno”, y ha señalado que ya se han iniciado los trabajos para eliminar los grafitis de las paredes de la sacristía de San Pedro.

Las pintadas están siendo eliminadas.