Con Cristiano Ronaldo ya fuera del mapa, la responsabilidad y los galones del Real Madrid caen sobre Gareth Bale. El galés tiene de cara a la temporada 2018/2019 la oportunidad de resarcirse ante su afición, después de una temporada calificada como discreta, en la que las lesiones han vuelto a impedir que se vea su mejor versión sobre los terrenos de juego.

Noticias relacionadas

Antón Meana ha hablado para El Larguero sobre como ve a Bale para afrontar el inicio del nuevo curso y de lo que considera mejor para él. Tal y como ha declarado, "el jugador se ve más jugando de delantero que de extremo, podría asumir más protagonismo y quiere tener más presencia en el gol del equipo".

Sobre la posición en el campo, Meana también ha dicho que "cuanto más juegue de '9', será mejor para él". Y es que con Cristiano en el campo, muchas veces la posición de delantero centro se encargaba de invadirla el astro portugués, volcando a Bale al extremo izquierdo y, en ocasiones, al derecho, donde su rendimiento fue peor.

Gareth Bale durante un entrenamiento del Real Madrid en la Universidad de Barry de Miami EFE

La temporada pasada no fue la deseada para un Gareth Bale que fue condenado a pasar más tiempo fuera de los terrenos de juego que dentro. Los minutos que disputó durante la primera vuelta, tampoco se pudo ver su mejor versión, lo que hizo que más de una vez el madridismo le pitara y mostrara su desacuerdo con seguir viéndole sobre el campo.

No fue hasta la recta final cuando el galés fue recuperando sensaciones y volvió a deleitar a la afición con la velocidad y explosividad que tanto le caracterizan. La actuación en la final de Kiev terminó por reconciliar a ambos bandos, y los hinchas blancos tienen la esperanza de que asuma los galones y sea la gran estrella que protagonice los nuevos éxitos del Real Madrid de Julen Lopetegui