Las oficinas del Santiago Bernabéu siguen reformándose y la actividad se trasladó a Valdebebas durante la gran obra del estadio, pero eso no implica que el trabajo pare. El Real Madrid 2022/2023 ya está configurándose a falta de que se decida el futuro de Kylian Mbappé. El francés y Erling Haaland son las dos peras en dulce que todos los clubes quieren y los merengues están en la 'pole' por ambos. Eso sí, la plantilla se tendrá que poner a régimen también por la cantidad de jugadores.

Noticias relacionadas

Se espera que el próximo año vuelva a ser de muchas salidas. Los cuatro que terminan en 2022 no tienen asegurada su continuidad. Isco Alarcón, Gareth Bale y Marcelo disputarán su última temporada como jugadores del Real Madrid si nada cambia en la campaña. El último es Luka Modric, cuya situación se valorará individualmente. Por estas no se ingresará, aunque se liberará una importante masa salarial que ayudará a crear espacio para otras renovaciones y contrataciones.

Hay otras por las que sí se espera ingresar dinero. Algunos jugadores no están a la altura de la expectativa en este comienzo de la campaña 2021/2022, otros directamente no cuentan en los planes del club y también habrá que tomar decisiones sobre algunos que están cedidos.

Gareth Bale, durante un partido con el Real Madrid AFP / Europa Press

Teniendo esto en cuenta, el Real Madrid sufrirá una gran transformación en 2022. No solo lo hará por las grandes llegadas que se esperan, si no también por unas salidas que necesita el club y los jugadores involucrados para cambiar sus carreras y reconducir sus situaciones.

Acaban contrato

Parecía que Isco podría cambiar su situación en este inicio de campaña, pero la realidad ha terminado imponiéndose. No hay planes de renovación para el malagueño, que acaba su vinculación en 2022. Mucho tendría que cambiar su actitud y actuaciones para que esta no sea su última campaña como jugador del Real Madrid.

El actual capitán merengue, Marcelo, tiene en su mano tomar una decisión con respecto a su futuro. Su rendimiento indica que no está ya para Europa, pero países emergentes podrían ser una solución. Está cómodo en Madrid, con su familia más que instalada en la capital por lo que la posibilidad de la retirada también está encima de la mesa.

Marcelo, en el entrenamiento del Real Madrid Real Madrid

Más clara está la decisión con Gareth Bale. El jugador tenía como objetivo llegar al Mundial 2022 en Catar, pero la clasificación se está torciendo más de la cuenta. La realidad es que incluso podría anunciar una retirada si no termina cumpliendo este objetivo. Lo que no cambiará es que el galés no va a renovar con el Real Madrid.

Modric decidió ir año a año viendo su estado y su situación se decidirá al final de este curso sin ninguna presión. El croata sigue jugando mucho y bien, por lo que podría ganarse una nueva renovación y estirar su carrera. El que fuera Balón de Oro tiene más libertad para decidir qué hará.

Salidas

Poco a poco parece que va entrando en la dinámica de Carlo Ancelotti, pero Luka Jovic no ha cumplido con las expectativas de su caro fichaje. El serbio no se ha integrado y podría incluso coger la puerta de salida en enero. Aún así, se espera ingresar alguna cantidad por su salida.

Mariano Díaz y Luka Jovic, durante un entrenamiento del Real Madrid Real Madrid

Más complicada es la situación de Mariano Díaz. El jugador todavía tiene contrato hasta 2023, es decir, que todavía podría tirarse un año más como blanco si sigue poniendo dificultades a las salidas que se le han planteado cada temporada. 

El futuro de Dani Ceballos podía cambiar esta temporada, pero, de momento, las lesiones le están impidiendo demostrar su valía con el Real Madrid. Tras varias temporadas cedido, se abría un nuevo horizonte. Si bien es cierto que pudo haber salido cedido al Betis este verano, esta ventana se volverá a abrir en el futuro.

El que parece más sentenciado es Jesús Vallejo. El todavía joven central no está contando para Ancelotti. Hasta 2025 no termina su vinculación con el club blanco, aunque se espera que sí que se encuentre una solución para su futuro.

Decisiones

Los cedidos desempeñarán un papel importante. Borja Mayoral es uno de los que podría tener su mercado en Italia después de dos temporadas interesantes en la Roma. El club de la capital transalpina tendrá la opción de hacerse con sus servicios al final de esta campaña.

Álvaro Odriozola, con la camiseta de la Fiorentina AFP7 / Europa Press

Otro que salió en busca de un cambio en su carrera es Álvaro Odriozola. En la Fiorentina están satisfechos con su rendimiento, hasta el punto de poder convencer a los blancos con su trabajo durante esta cesión. Al final de la temporada se valorará su situación tras la crisis en el lateral derecho constante.

Acaba contrato en 2023 y su renovación sigue estancada. Marco Asensio tuvo ofertas este verano para salir del club merengue y Ancelotti le explicó que contaba con él, por eso no terminó saliendo. Está ante una temporada clave para su futuro.

La situación de Kroos es similar a la de su compañero de fatigas, Modric. También acaba contrato en 2023 y elegirá cuál quiere que sea su futuro. No tendrá inconvenientes por parte del club para renovar y en su mano estará la decisión final.

Brahim Díaz celebra un gol con el AC Milan Reuters

Con el que se frota las manos el Real Madrid es Brahim Díaz. El joven talento cedido en el Milan está jugando a un gran nivel y captando la atención de todo el mundo. Ya sea para volver o para salir, es un valor muy codiciado por el club.

Otra apuesta de futuro es la de Take Kubo que sigue desarrollándose en La Liga. Su progresión sigue augurando un buen futuro y su rendimiento, además de la situación de los extracomunitarios, seguirá marcando la posibilidad de verle durante toda una temporada en el Real Madrid.

Reinier Jesús también volverá al final de esta temporada al club tras una cesión de dos años en el Borussia Dortmund que ha dejado sensaciones para todos los gustos. Ha hecho una 'mili' en Alemania, pero sin demasiados minutos de calidad.

Canteranos

También están los canteranos pendientes de sus situaciones. Miguel Gutiérrez sí que amplió su contrato la temporada pasada hasta 2024, mientras que Sergio Arribas, Antonio Blanco y Mario Gila tienen contrato hasta 2022. Los dos primeros se espera que renueven más pronto que tarde. Víctor Chust renovó su vinculación con los blancos hasta 2023 también antes de marcharse cedido. No se descarta que alguno de los que siguen en la casa blanca puedan salir en préstamo.

[Más información: Así quedan los contratos del Real Madrid tras el fichaje de Camavinga]