El Real Madrid 2021/2022 ya está configurado a falta de que se decida el futuro de Kylian Mbappé, que podría ser la guinda en el pastel a un verano de mucho trabajo para la dirección deportiva. El conjunto blanco ha cerrado varias ventas, ha dicho adiós a personas importantes de su pasado, ha dado la bienvenida de nuevo a jugadores que estaban progresando fuera de la capital de España y, sobre todo, ha renovado varios contratos que tendrán que demostrar su importancia este año.

Noticias relacionadas

Por el momento, el único desembolso ha sido el de Eduardo Camavinga. En el último día del mercado de fichajes, el club blanco llegó a un acuerdo con el Rennes para el traspaso del mediocentro. La última gran renovación ha sido la de Casemiro. El brasileño firmó por cuatro temporadas, hasta 2025. Unos días antes lo hizo Fede Valverde, al que el club ha reconocido su gran rendimiento desde que se ha asentado en la primera plantilla. Ha visto incrementado su salario, así como a partir de ahora tendrá una claúsula de 1.000 millones de euros.

El uruguayo y el nuevo fichaje francés son los primeros jugadores del equipo que se vinculan hasta 2027 y son los que tiene el contrato más largo como una de las principales apuestas de futuro de la entidad. No así como Martin Odegaard, que ha firmado por el Arsenal.

Ancelotti dando indicaciones en el entrenamiento Real Madrid

En este verano también ha confirmado su vinculación Luka Modric, que era de los que acababa en 2021 como Sergio Ramos. El capitán no renovó y puso rumbo a París, mientras que el croata confirmó su continuidad hasta 2022 por una temporada más. Lucas Vázquez y Nacho Fernández tenían contrato hasta ese año, pero los dos canteranos también cerraron sus acuerdos para seguir hasta 2024 y 2023 respectivamente. Raphael Varane, que también finalizaba su contrato en 2022, se marchó al Manchester United.

La última salida en el equipo fue la de Zinedine Zidane, que decidió no continuar con su contrato por el que le quedaba aún un año más de vínculo con el banquillo merengue. Carlo Ancelotti regresó al club con el que consiguió La Décima y firmó contrato hasta la temporada 2023/2024.

Renovaciones importantes

Además de la de Valverde, este verano el Real Madrid ha cerrado la continuidad de tres pilares de la plantilla. Thibaut Courtois rubricó su continuidad hasta 2026 elevando su cláusula hasta los 700 millones de euros. La de Karim Benzema se mantuvo en los 1.000 millones, pero confirmó su vinculación con la entidad blanca hasta 2023. Además, Dani Carvajal prolongó su contrato hasta 2025 para seguir con su legado que comenzó con esa primera piedra de Valdebebas. El gran fichaje hasta la fecha es el de David Alaba, que firmó también hasta 2026.

David Alaba, durante el partido frente al Alavés REUTERS

Otros jugadores importantes del equipo también tienen contratos largos. Eden Hazard tiene su vinculación asegurada hasta 2024, mientras que los jóvenes que vienen empujando en esa posción, Vinicius Junior y Rodrygo Goes, firmaron sus contratos hasta 2025. Dos pilares de la defensa como Eder Militao y Ferland Mendy también tienen asegurada su continuidad hasta ese año, mientras que dos jugadores que han tenido su futuro bastante en duda como Luka Jovic y Jesús Vallejo terminan sus contratos al final de la temporada 2024/2025.

Álvaro Odriozola finalmente ha puesto rumbo a la Fiorentina donde pasará cedido esta temporada sin opción de compra; su contrato finaliza en 2024. Hasta ese mismo año también tiene contrato Andriy Lunin. Un año menos tiene Dani Ceballos, jugador que regresa esta campaña después de varios años en el Arsenal. Estos dos sí que se quedarán en la plantilla de la 2021/2022.

Pendientes

Son varios los jugadores que tienen su vinculación garantizada hasta 2023 y que también son grandes bazas del equipo. Toni Kroos y Marco Asensio tienen dos años de contrato por el momento y son los siguientes movimientos que se esperan en función de su rendimiento. Más seguras es la renovación del primero, mientras que el segúndo entra en un momento clave de su carrera.

Isco Alarcón, en el Levante - Real Madrid AFP7 / Europa Press

Los cuatro que terminan en 2022 tampoco tienen asegurada su continuidad. Isco Alarcón, Gareth Bale y Marcelo disputarán su última temporada como jugadores del Real Madrid si nada cambia en la campaña. Modric decidió ir año a año viendo su estado y su situación se decidirá al final de este curso sin ninguna presión.

También están los canteranos pendientes de sus situaciones. Miguel Gutiérrez sí que amplió su contrato la temporada pasada hasta 2024, mientras que Sergio Arribas, Antonio Blanco y Mario Gila tienen contrato hasta 2022. Los dos primeros se espera que renueven más pronto que tarde. Víctor Chust renovó su vinculación con los blancos hasta 2023 también antes de marcharse cedido.

Brahim Díaz tenía un contrato largo hasta 2025 antes de salir al AC Milán, así como Take Kubo lo tiene hasta 2024 y esta temporada ha vuelto al Mallorca para seguir con su evolución. Borja Mayoral disputará su segunda campaña cedido en la Roma y tiene contrato hasta 2023, así como Reinier Jesús en el Borussia Dortmund y su vinculación se prolonga hasta 2026.

[Más información: Fede Valverde renueva con el Real Madrid hasta 2027]