La plantilla del Real Madrid recibió con cariño al último fichaje, el joven centrocampista francés Eduardo Camavinga, quien tras superar el reconocimiento médico ya se entrenó con su nuevo equipo antes de firmar su contrato y ser presentado.

Noticias relacionadas

Sonriente, con los nervios del primer día en su nueva casa, Camavinga aterrizó en la ciudad deportiva del Real Madrid. Fue introducido al grupo por su entrenador, el italiano Carlo Ancelotti, y recibió los aplausos de los jugadores madridistas que preparan el encuentro liguero del domingo ante el Celta.

La escena dejó varias imágenes curiosas. La primera es la de Ancelotti, en francés, diciéndole al joven futbolista que puede decir unas palabras a sus nuevos compañeros. Camavinga, también en francés y algo tímido, dijo: "Estoy muy contento de estar aquí". Entonces es cuando su compatriota Ferland Mendy, con quien mostró tener confianza en su primer día, le vacila: "Pero dilo en español", le dice entre las risas de todos.

Camavinga, que llega de jugar dos partidos con la selección francesa sub21, fue uno más en la parte de trabajo físico en el gimnasio e incluso pisó el césped, como muestra el Real Madrid en sus redes sociales.

El centrocampista francés completó su primer entrenamiento antes de firmar su contrato con el presidente Florentino Pérez, que le unirá al Real Madrid hasta el 2027 y, posteriormente, ser presentado a los medios de comunicación.

[Más información: Camavinga, éxito con Francia y examen de Ancelotti: las claves de su llegada al Real Madrid]