No ha pasado ni una semana del cierre del mercado de fichajes, pero en el Real Madrid nadie es ajeno a la reconstrucción que sigue en la plantilla del primer equipo. Los cambios no han terminado, ni mucho menos, y seguirán en las próximas ventanas de traspasos con el fin de conformar el grupo de jugadores que deberá tratar de devolver al club blanco a lo más alto del fútbol europeo.

Noticias relacionadas

Este verano, el madridismo se ha despedido de dos ilustres (Sergio Ramos y Raphaël Varane) y una promesa que no ha cuajado (Martin Odegaard). Durante los próximos meses, el protagonismo seguirá recayendo sobre un mismo jugador, Kylian Mbappé, pero en el plano de salidas se avecinan curvas. De hecho, se puede sacar ya en claro que habrá siete jugadores que estarán en la palestra en los próximos meses.

Ha sido un verano en el que, además de las mencionadas salidas, se ha fichado presente y futuro (David Alaba y Eduardo Camavinga) y se ha renovado a un bloque de jugadores para asentar el proyecto. En tierra de nadie hay otro grupo de futbolistas a los que se evaluará esta temporada y cuyo futuro se estudiará el próximo verano o, incluso, antes.

Tres casos para enero

A cuatro meses de que se vuelva a abrir el mercado de fichajes, se pueden presuponer los nombres que tendrán opciones de cambiar de aires. Los dos primeros serán Dani Ceballos y Luka Jovic. Ambos han regresado este verano de cesión, desde Arsenal y Eintracht, respectivamente, y hay dudas sobre el papel que tendrán con Carlo Ancelotti.

Jovic intenta controlar un balón ante el Milan Real Madrid

Parece más difícil para Ceballos (el fichaje de Camavinga le complica la vida y el Betis le quiere) que para Jovic, que en teoría parte como segundo delantero y tendrá la oportunidad que no tuvo con Zidane.

Otro caso a estudiar será el de Reinier, del que ya se dice que el Borussia Dortmund podría romper su cesión en enero si su situación no cambia para entonces y al que, en ese caso, habría que buscar un nuevo préstamo, probablemente en España.

Contratos que se acaban

Las salidas de algunos veteranos se guardan para verano. En concreto, hay tres que se dan casi por seguras. Son las de Marcelo (ahora primer capitán), Isco Alarcón y Gareth Bale. Los tres terminan contrato en junio de 2022 y a los tres se les ha abierto las puertas de salida durante los últimos años. Llegados a este punto sería una sorpresa mayúscula que alguno de ellos renovara en los próximos meses.

Gareth Bale, durante el partido frente al Real Betis REUTERS

También acaba contrato Luka Modric, pero su situación es diferente. Antes del verano firmó un año más, hasta 2022, y cuando acabe la temporada estará en la misma situación que hace unos meses. En tres días cumple 36 años y a esa edad, una vez finalice el curso, deberá replantearse qué hacer con su carrera deportiva. El Real Madrid estará dispuesto a darle otro año si él se siente bien para seguir jugando, con la responsabilidad que conlleva hacerlo de blanco.

Por supuesto, la lista se irá ampliando, ya sea para invierno o para verano. Por ejemplo, se da por hecho que será una temporada sin demasiadas oportunidades para jugadores como Jesús Vallejo o Mariano Díaz, ambos con ficha en el primer equipo. Además, Eden Hazard también estará bajo observación tras dos años de idas y venidas por las lesiones y a un nivel por debajo de lo esperado. Ya habrá tiempo para esos debates.

[Más información: Ancelotti y la cuenta atrás para la explosión de su Real Madrid: parón clave para sus 'nuevos fichajes']