Eduardo Camavinga dio la sorpresa en las últimas horas del mercado de fichajes al convertirse en nueva incorporación del Real Madrid. El centrocampista había sonado para 2022, pero la operación se aceleró y contará para Carlo Ancelotti tras el parón de selecciones. El francés, lejos de esperar para destacar, ya está aprovechando los partidos internacionales para llamar la atención del entrenador italiano.

Noticias relacionadas

El Real Madrid cuenta con él para el primer equipo. En un primer momento se le dio ficha del Castilla como precaución. El club estaba intentando fichar a Mbappé y, por un tema de fichajes, se decidió darle una del filial. Sin embargo, no se tardaría en modificar y Camavinga se confirmó como nuevo jugador del primer equipo. De hecho, ya está inscrito tanto en La Liga como en la plantilla de la Champions League. Sus primeros partidos llegarán tras el parón.

El principal problema de Camavinga para su estreno como jugador del Real Madrid es que no estará esta semana entrenando con Ancelotti. El galo está con la selección francesa sub21, por lo que su adaptación al equipo blanco será algo más lenta. Pese a ello, llegará con tiempo de sobra para coger ritmo competitivo con el Real Madrid.

Su último partido con la selección francesa está previsto para el próximo día 6. Y poco después ya tendrá vía libre para viajar a la capital y realizar los diferentes procedimientos para ser uno más en el equipo de Carlo Ancelotti. Con entrenamientos casi diarios, empezará su puesta a punto para debutar de blanco.

Concretamente, Camavinga podrá jugar sus primeros minutos seis días después de su última aparición con Francia. Y, además, será en el Santiago Bernabéu. El Real Madrid regresa a la competición liguera el día 12 ante el Celta de Vigo y, teniendo en cuenta las complicaciones con internacionales sudamericanos por la crisis con CONMEBOL, la aportación de Eduardo Camavinga será clave para alargar el fondo de armario. 

Todo un examen en un momento clave, pues el Real Madrid tendrá una semana frenética. Tras ese duelo ante el Celta, el equipo blanco se las verá con el Inter de Milán en el primer partido de la Champions League el día 15. Y poco después, el 19, el conjunto capitalino viajará a Mestalla para jugar contra el Valencia de Bordalás. Camavinga quiere minutos y será la primera vez que muchos le vean en el césped.

Destaca con Francia

Hasta poder incorporarse a los entrenamientos, Camavinga tendrá la opción de llamar la atención de Ancelotti con Francia. Porque pese a no estar entre los convocados de Deschamps tras su debut en 2020, el centrocampista sigue siendo una pieza imprescindible en la sub21 gala. Y durante este parón lo está demostrando.

Después de días repletos de tensión, Camavinga saltó al terreno de juego ante Macedonia. Lo hizo saliendo como titular en una muestra de su relevancia en el equipo pese a sus 18 años. Dirigió, movió al equipo y marcó un gran gol tirando de técnica que hicieron vibrar a parte de la afición merengue. Tras ese tanto en el 50', se retiró del terreno de juego 15 minutos antes del final del encuentro para tener algo de descanso. Sin embargo, ya era suficiente para haber llamado la atención.

Camavinga gozará de una nueva oportunidad ante Islas Feroe. Será su último partido antes de incorporarse por primera vez al Real Madrid. Ganas y tensión de por medio para llegar en plena forma y con la máxima seguridad posible al equipo con el que soñaba desde hace meses.

[Más información - Benzema planta cara al PSG por el 'caso Mbappé': "Jugará en el Real Madrid un día u otro"]