Pepe ha sido siempre un futbolista muy criticado por sus actuaciones dentro de los terrenos de juego. Desde aquella famosa acción con Casquero, durante un Real Madrid - Getafe de La Liga, el central portugués ha sido calificado como un jugador "agresivo" por muchos.

Noticias relacionadas

Sobre esa agresividad ha sido preguntado alguien que conoce muy bien a Pepe. Ricardo Carvalho compartió vestuario con el ahora futbolista del Oporto tanto en el Real Madrid como en la selección de Portugal. Durante la entrevista con FourFourTwo, el exfutbolista afirmó que Pepe tiene dos caras, una cuando está en el campo y otra fuera de él.

"Creo que necesita agresividad para ser el gran jugador que es. En el fondo, todos necesitamos esa voluntad que tiene en el campo y luego, si cruza la línea o no, que juzgue la gente", comenzó diciendo Ricardo Carvalho en el medio anteriormente mencionado.

Ricardo Carvalho, en un partido del Real Madrid

"Fuera del campo, Pepe es una persona tranquila, que no habla mucho. En el campo se transforma, porque es parte de su identidad. Estamos tan concentrados durante los partidos que podemos cruzar la línea, pero eso no significa que sea a propósito", agregó el exmadridista sobre su compatriota.

Lo de Casquero

Fue el 21 de abril del año 2009 cuando Pepe derribó a Casquero y agredió al por entonces futbolista del Getafe. Después de esa acción, acabó también dando un manotazo en la cara a Albín y todo eso le acarreó una ejemplar sanción de diez partidos de sanción.

Esa fama de agresivo no se corresponde con los números. Mientras estuvo jugando en el Real Madrid, llegó a disputar un total de 331 partidos entre los duelos con el conjunto merengue y los de su selección. En estos encuentros, Pepe únicamente vio 4 tarjetas rojas, esto es una cada 171 duelos. Además, también se le mostraron 79 amarillas.

[Más información - Pepe vuelve a las andadas y la lía contra la Roma de Mourinho: agresión, empujones y pelea]