Los días siguen pasando y la 'Operación Salida' del Real Madrid está lejos de resolverse. Uno de los grandes nombres propios es el de un Isco Alarcón que vive entre dos aguas. Por un lado, el futbolista suena como jugador en las agendas de algunos importantes clubes de Europa, sobre todo llega el interés desde Italia. Por otro, no hay oferta por él y continúa entrenando como uno más en Valdebebas.

Noticias relacionadas

Una vez acabó la pasada temporada 2020/2021, el malagueño disfrutó de unos días de vacaciones. Al no estar entre los elegidos de Luis Enrique para disputar con España la Eurocopa que acabó ganando Italia, Isco llegó a la pretemporada del conjunto merengue desde el día 1.

El '22' blanco ha sido uno de los protagonistas en el inicio de la preparación del curso que viene y es que ante el Rayo Vallecano el marcó el único gol madridista del encuentro que acabaron empatando merengues y rayistas. Ancelotti está satisfecho con su rendmiento, pero eso no quiere decir que vaya a tenerle a sus órdenes en la 2021/2022.

Isco intenta salir de la marca de dos jugadores del Rayo Vallecano

El técnico italiano conoce muy bien a Isco. Ya le tuvo a sus órdenes en su anterior etapa en el banquillo del Real Madrid. Y es por eso por lo que Ancelotti confía en el de Arroyo de la Miel y cree que puede llegar a ser una pieza importante de su esquema, de continuar el jugador formando parte del plantel más allá del final del mercado de fichajes de verano.

Lo cierto es que el estado físico al que ha llegado el futbolista andaluz a la pretemporada ha sorprendido a todos. Después de unos años complicados, en los que se le vio en algunos momentos fuera de forma, Isco ha recuperado un buen tono y eso es consecuencia del duro trabajo al que se ha sometido durante las vacaciones.

A su regreso a la casa blanca, Carlo Ancelotti ya dejó claro que contaba con los veteranos y que estos podrían ser muy importantes. Un mensaje que se vio claramente dirigido a los Marcelo, Isco, Bale y compañía. Todos ellos discutidos y con un futuro en entredicho. 

Sigue en la rampa

Con Ancelotti en el banquillo, Isco llegó a disputar 106 partidos con la elástica merengue, en los que marcó 17 goles y repartió un total de 21 asistencias. Esto supone que participó en un gol cada tres encuentros que jugó. Pero su rendimiento fue en decadencia y eso ha provocado que aunque Carlo está dispuesto a darle un hueco al malagueño, en el Real Madrid no están tan convencidos.

Isco intenta crear un ataque del Real Madrid ante el Fuenlabrada

En el club están más que abiertos a escuchar ofertas por el '22'. No existe en el seno de la entidad un convencimiento de que el jugador pueda llegar a ofrecer un alto rendimiento después de lo visto en los últimos años. Así las cosas, Isco Alarcón sigue en el mercado. Si llega una oferta que seduzca a las partes, podría acabar abandonando el Santiago Bernabéu antes del 1 de septiembre.

Los duelos ante Rangers y Milan podrían acabar siendo el mejor escaparate para el futbolista andaluz. Su precio no sería un problema a priori para posibles candidatos, más finos habría que andar con su ficha. Pero Isco quiere jugar el Mundial de Catar y para ello necesita tener minutos importantes en su club. Algo que en el Real Madrid es complicado que suceda aunque se quedase con Ancelotti como valedor.

[Más información - Brahim y al menos cuatro salidas más: el plan del Real Madrid por el overbooking en ataque]