Una semana de entrenamientos ha servido para que Martin Odegaard haya demostrado sus ganas de triunfar en el Real Madrid. El primer gran 'fichaje' de la temporada ha llegado con su regreso. Una circunstancia que ya se vivió el pasado verano se repite en este tras su cesión al Arsenal. Este domingo ha sido el jugador más destacado de la primera prueba que ha hecho Carlo Ancelotti frente al Fuenlabrada.

Noticias relacionadas

Después de su decisión más que polémica de salir a la Premier League a mitad de temporada para gozar de más minutos, el noruego remaba a contracorriente. Incluso una polémica por la biografía de Ancelotti añadió más dudas sobre su futuro. Odegaard decidió dar carpetazo a esta situación aludiendo a su gran proyección y a su calidad que ha demostrado ya en ciertos momentos de su carrera. Si lo de la Real hace una temporada fue un preludio, lo de este año debe ser su confirmación.

Desde el minuto uno quiere demostrar su compromiso con el club que apostó más que nadie por él hace seis años. Odegaard llegó al Real Madrid con apenas 16 años como una promesa por la que se peleaba toda Europa. Desde entonces, el futbolista que ha salido cedido a clubes de la Eredivisie, a la Real Sociedad en España y al Arsenal ha ido acumulando diferentes experiencias que le han ido forjando como jugador. Ha pasado tanto tiempo ya que este domingo ha sido durante unos minutos capitán.

Martin Odegaard, durante el amistoso frente al Fuenlabrada

Este domingo en esa prueba de entrenamiento ante el Fuenlabrada, el '21' fue el faro además marcando uno de los tantos del encuentro. Odegaard fue el mejor del encuentro en el que era su regreso a la entidad blanca. Desde que comenzaron los entrenamientos, Martin ha demostrado una implicación especial para ganarse la confianza de Ancelotti. Fue el que más minutos disputó durante el choque. Es una de las grandes novedades para esta nueva temporada y desde el primer día lo ha demostrado.

Convicción

Uno de los intangibles que más mueven al mundo del fútbol es el de la convicción de que puedes triunfar y esa es la idea con la que ha empezado esta pretemporada el noruego. En el conjunto de Concha Espina cuentan con el centrocampista nórdico para el presente y el futuro, y en este tercer 'estreno' llega el momento de la verdad para un Martin Odegaard que quiere triunfar como vikingo.

A pesar de que hay fichas que liberar, la de Odegaard no ha estado entre ellas en ningún momento para la dirección deportiva. La 'Operación Salida' está en pleno auge, teniendo que reducir el plantel que tendrá a sus órdenes en la 2021/2022. Esta situación no afecta al noruego y vive con esa tranquilidad. Pero lejos de mostrar conformismo, ha dado un paso adelante demostrando carácter y personalidad a pesar de su edad.

Florentino Pérez junto a Jovic y Odegaard

El cambio de entrenador con la llegada de Ancelotti también ha empujado al noruego a la hora de dar el paso adelante en su carrera que el Real Madrid necesita. Con Carlo suelen brillar los futbolistas con su perfil, un aliciente más para pensar que puede ser el año de Odegaard. El noruego llegó a la casa blanca siendo tan solo un adolescente y ahora con 22 años -cumple 23 en el mes de diciembre-, el futbolista está listo para su confirmación en el Real Madrid.

Alumno avanzado

Mientras los jugadores de la Eurocopa y la Copa América siguen de vacaciones y se espera a un gran fichaje en la entidad, Odegaard ha cogido ventaja a todos sus compañeros con su gran rendimiento. Del centro del campo, solo está coincidiendo con un Isco que no tiene claro su futuro y Antonio Blanco, que estará a medio camino entre el Castilla y el primer equipo. Todavía tienen que volver Casemiro, Fede Valverde, Luka Modric y Toni Kroos.

Ni los problemas físicos del principio de la semana han evitado que el noruego pudiera brillar en la primera oportunidad que ha tenido. Tanto Ancelotti como Pintus están viendo en Martin Odegaard un gran ejemplo para el resto de sus compañeros. Se está ganando al nuevo cuerpo técnico y la necesidad de que aparezca la clase que se le presupone empieza a apremiar. De momento, ha puesto la primera piedra.

[Más información: Odegaard 3.0: el momento de la verdad del vikingo en el Real Madrid]