El Real Madrid ha arrancando la pretemporada este lunes sin los internacionales que han estado presentes en la Eurocopa, en la Copa América y sin aquellos que disputarán los Juegos Olímpicos de Tokio, que dan comienzo el próximo 23 de julio. Los que sí se han dado cita en Valdebebas son los Lucas Vázquez, Carvajal, Nacho y compañía, además de un Odegaard que se ha presentado tras decir adiós al Arsenal la semana pasada.

Noticias relacionadas

El centrocampista noruego completó el primer entrenamiento de la semana junto al resto de sus compañeros disponibles. A excepción de un Isco que sí que superó el pertinente examen médico antes de esta particular 'vuelta al cole', pero que se ausentó por la tarde en la sesión vespertina por motivos familiares y con el visto bueno de Ancelotti.

Tanto Ancelotti como Pintus estuvieron a las órdenes de un entrenamiento en el que se comenzó y se finalizó trabajando el físico con exigentes rondas de carreras, pero en el que también se dio protagonismo al balón. Una sesión en la que el técnico italiano pudo pasar revista a los jugadores, ya que la 'Operación Salida' está en pleno auge, teniendo que reducir el plantel que tendrá a sus órdenes en la 2021/2022.

Plaza fija

El que estará seguro entre los elegidos para formar parte de esa plantilla merengue es un Odegaard que vuelve tras su última cesión al Arsenal. El noruego llegó a la casa blanca siendo tan solo un adolescente y ahora con 22 años -cumple 23 en el mes de diciembre-, el futbolista está listo para su confirmación en el Real Madrid. Ha pasado por la Eredivisie, por la Premier League y también destacó en su año de préstamo jugando en La Liga para la Real Sociedad.

Precisamente, su buen papel en la entidad donostiarra le abrió las puertas de vuelta al Real Madrid. Zidane quería tenerle entre sus filas y le dio la alternativa en los primeros duelos del campeonato doméstico, para luego ser prácticamente anecdóticas sus presencias en el césped.

Martin Odegaard, durante el partido ante la Real Sociedad REUTERS

Eso le llevó a querer salir en el mercado de invierno. Zidane no quería, pero Odegaard se empeñó en irse para tener un protagonismo que en el equipo blanco no le daba el entrenador francés. En el Arsenal volvió a lucir, tanto así que los gunners estudiaron las opciones para quedárselo en propiedad. Pero todo fue en vano.

Con el final del mes de junio, se acabó la vinculación del jugador noruego con el Arsenal. Después llegó el adiós al conjunto londinense: "Muchas gracias por estos 6 meses. El tiempo que pasé con la familia del Arsenal siempre ocupará un lugar especial en mi corazón. Quiero dar las gracias a todos los que forman parte del club y de su entorno por haberme hecho sentir parte de la familia desde el primer día".

Y de ahí a su nuevo 'primer día' en el Real Madrid. En el conjunto de Concha Espina cuentan con el centrocampista nórdico para el presente y el futuro, y en este tercer 'estreno' llega el momento de la verdad para un Martin Odegaard que quiere triunfar como vikingo.

[Más información - Odegaard vuelve al Real Madrid: la confianza de Ancelotti para una explosión necesaria]