Todavía queda algo menos de un mes para que el nuevo Real Madrid de Carlo Ancelotti eche a andar. La pretemporada no iniciará hasta el 5 de julio, por lo que el italiano tiene casi cuatro semanas por delante para seguir perfilando el equipo que quiere. Mientras tanto, el club trabaja en más fichajes, además del de David Alaba, y, sobre todo, en las salidas. Pocos jugadores son intransferibles en la plantilla blanca.

Noticias relacionadas

Uno de ellos podría ser Casemiro, tal y como lo ha sido durante las últimas temporadas, pero es una incógnita el rol que tendrá con Ancelotti. Se conocen, pero de un contacto leve que tuvieron en la temporada 2013/2014 cuando el brasileño salvó en Dortmund los muebles al italiano. Entonces solo era un futbolista que subía del Castilla para solventar las dudas que generaba Illarramendi. Jugó 657 minutos.

Pero tras aquello se entendió que lo mejor para Casemiro era salir del Madrid. Se fue al Oporto cedido con una opción de compra, pero el club blanco le repescó el mismo verano de 2015 pagando 7,5 millones por él. Ancelotti ya no estaba en el equipo y fue Rafa Benítez el que pidió su incorporación. Lo que vino después lo sabe todo el mundo: desde su idilio con Zidane en el Madrid de las tres Champions seguidas hasta ser irremplazable.

Kroos, Modric y Casemiro con el título de Liga número 34 Twitter (@ToniKroos)

De ahí que a estas alturas no se sepa qué tipo de planes puede tener Ancelotti para Casemiro. El centro del campo es una de las zonas en las que, a priori, no se esperan muchos cambios, más allá de la posible salida de Isco, el regreso de Odegaard y el posible 'refuerzo' de Antonio Blanco. Si hay más salidas, habría que fichar.

El caso es que Ancelotti, que abrió las puertas a Casemiro del primer equipo, no acostumbra a jugar en su once titular con un futbolista de su perfil. En el Madrid se vio, al poner a Xabi Alonso como pivote para sacar partido de su desplazamiento de balón. Cuando el tolosarra se marchó, fue Toni Kroos el que ocupó ese sitio pese a que venía de jugar más adelantado en el Bayern Múnich y en la selección alemana.

El recuerdo que dejó Ancelotti en el Madrid es que le gustaba jugar con un centro del campo mucho menos defensivo de lo que se vio con Mourinho. Khedira perdió peso y delante de Xabi/Kroos ponía a los Modric, Di María (13/14), James (14/15) o Isco.

Está por ver si ahora Ancelotti repite su apuesta y vuelve a retroceder a Kroos para jugar con Modric, Valverde u Odegaard por delante. Eso apartaría a Casemiro del rol tan protagonista que ha tenido en los años de Zidane (incluidos los meses en los que no estuvo el francés), siendo uno de los ejes indispensables del equipo.

Entre los más utilizados

Casemiro siempre ha estado entre los jugadores más utilizados del Real Madrid desde 2016. El año que jugó menos, tras regresar del Oporto, fue justamente el primero: 2.50 minutos. Luego siempre ha estado por encima de los 3.000'. Incluso, en la temporada 2019/2020 fue el jugador del Madrid con más minutos superando los 4.000'. Esta temporada, solo superado por Courtois, se volvió a quedar muy cerca con 3.900'.

Casemiro es uno de los futbolistas mejor valorados en el Madrid. Sin tener un sustituto natural durante varias temporadas, ha estado siempre dónde y cuándo se le pedía estar. En el vestuario es también una de las figuras más respetadas. Pero al brasileño, a sus 29 años y con contrato hasta 2023, se le presentan semanas de dudas, al menos hasta que tenga una charla con Ancelotti y conozca sus planes. Por ahora son una incógnita.

[Más información: El primer paso del Real Madrid de Ancelotti: reducir una plantilla de 30 jugadores]