Los ejemplos de 'one club men' se empiezan a contar en el fútbol por casos contados. Desde los Carles Puyol, Francesco Totti, Gary Neville, Ryan Giggs, Paolo Maldini o Tony Adams, el fútbol ha vivido más mercantilizado y menos romántico. El Real Madrid también ha tenido tres casos como los de Manolo Sanchís, 'Chendo' o Santiago Bernabéu. A esta lista podría todavía unirse un Nacho Fernández que va a prolongar su legado en la entidad merengue.

Noticias relacionadas

Es una época difícil en la que los capitanes de los dos principales equipos de España han llevado sus renovaciones hasta el último mes de su contrato con altas posibilidades de salir. Tanto Sergio Ramos como Leo Messi no han firmado aún las prolongaciones de sus vinculaciones con los clubes de los que son máximos representantes y esto pone aún más en valor el compromiso de algunos jugadores como el defensa.

No es así el caso de Nacho, el canterano merengue que firmará su renovación por dos temporadas más de la que todavía tenía por contrato. A pesar de que en algunos momentos del año hubo dudas, finalmente, ampliará esta vinculación hasta 2024. El canterano supo lidiar con la presión y, a base de oportunidades, se hizo un hueco fijo en la rotación de Zinedine Zidane. Así es como se ha ganado el derecho a esta renovación que terminaría con 33 años.

Nacho Fernández controla un balón con la pierna izquierda REUTERS

El defensa va camino de asentarse para toda su carrera en el club de sus amores siendo un ejemplo en todo momento. El ya veterano curtido en La Fábrica, aspira a retirarse habiendo jugado siempre como profesional en el conjunto de la capital. No hace mucho, Nacho era uno de los nombres que se colocaba entre los transferibles de cara a la ventana de transferencias del periodo estival. Sin embargo, sus actuaciones han confirmado que no solo es un jugador para tener en cuenta como posible comodín y como rescate ante las bajas, sino como un futbolista más que capacitado.

'One club man'

Tiene 31 años y este 1 de julio cumplirá 20 temporadas vistiendo la camiseta blanca. Ahora, con el regreso de Carlo Ancelotti, se reencontrará con el técnico con el que se asentó en la primera plantilla. El italiano contó con él en 2013 en la que sería su primera temporada como profesional a pleno rendimiento con el Real Madrid jugando algunos partidos importantes. Además, llega a este cambio de entrenador como un auténtico tiro.

Firma esta renovación después de su mejor temporada en lo deportivo, donde ha tenido una gran importancia en todos los resultados del primer equipo aunque finalmente no se lograse ningún título. Nacho, con 33 encuentros en las piernas y más de 2.700 minutos, ha acabado siendo una de las piezas clave del Real Madrid. Bien luciendo como central, o trabajando desde el lateral, o incluso en defensa de tres, el canterano siempre ha cumplido.

Nacho Fernández, durante un entrenamiento con el Real Madrid

Aunque en algunos veranos hubo dudas sobre su presencia el siguiente año ya que siempre ha estado muy valorado en Europa, el cariño y su compromiso con el club han estado por encima de todo. No hay que remontarse mucho para recordar aquellos rumores que colocaban al futbolista en la órbita de varios clubes de la Serie A. En especial fue la Roma el que más fuerza hizo en el intento de hacerse con sus servicios.

La defensa

Llega esta vinculación cuando Sergio Ramos y Raphaël Varane están en la cuerda floja. El camero sigue sin renovar y, si no acepta la última oferta realizada por el Real Madrid, se convertirá en agente libre. El central francés, que llegó muy joven al equipo blanco, acaba contrato en 2022. En el club merengue temen que no quiera renovar y, por ello, no dudarán en ponerle en el mercado este verano para evitar que abandone el equipo de forma gratuita el curso que viene.

El fichaje de David Alaba y la continuidad de Nacho Fernández refuerzan una zaga que, aún así, vive pendiente de la decisión de estos dos fichajes para poder buscar un cuarto hombre. Aunque Eder Militao también se ha asentado en el tramo final de este último curso, haría falta un cuarto central. 

[Más información: Nacho renovará hasta 2024 con el Real Madrid]