Zinedine Zidane decidió abandonar el Real Madrid al final de la temporada 2020/2021 después de un año en el que el club blanco no ha conseguido levantar ni un solo título. Fue la propia institución la que emitió un comunicado anunciando la decisión del entrenador francés, al tiempo que le agradecía por todo lo que ha hecho en las distintas etapas, tanto siendo jugador como técnico.

Noticias relacionadas

Desde el Real Madrid pedían "respetar su decisión" y mostrar agradecimiento "por su profesionalidad, dedicación y pasión en todos estos años", además de "por lo que representa su figura para el Real Madrid". "Zidane es uno de los grandes mitos del Real Madrid y su leyenda va más allá de lo que ha sido como entrenador y jugador de nuestro club. Él sabe que está en el corazón del madridismo y que el Real Madrid es y será siempre su casa", sentenciaba el club en su nota.

Unos días ha tardado Zidane en hablar y lo ha hecho a través de una carta abierta al madridismo en el diario AS. El técnico ha querido agradecerle a Florentino Pérez por ser el artífice de "pasar veinte años en el Madrid" porque esto "ha sido la cosa más bella" que le ha pasado. "Florentino Pérez apostó por mí, peleó por (...) y lo digo de corazón, siempre le estaré agradecido al presi por ello. Siempre", ha escrito 'Zizou'.

Zidane y Florentino Pérez durante la presentación del francés

El entrenador francés ha señalado que la exigencia del Real Madrid implica ganar cada año y también que no ha sentido en todo momento la confianza que necesitaba. Sin embargo, si algo le han brindado desde el Santiago Bernabéu es eso: confianza. En el club contaban con Zidane para que fuese el dueño del banquillo la próxima temporada.

No importaba que esta 2020/2021 hubiese acabado sin un nuevo título en las vitrinas, en el Real Madrid apostaban por la continuidad de Zinedine Zidane, pero ha sido él el que ha decidido irse. Y es que la destitución del galo nunca estuvo sobre la mesa, ni siquiera se valoró tomar una decisión tan drástica, siempre se apoyó que siguiese a los mandos de la nave merengue.

Incluso en los momentos más complicados del último curso. La derrota frente al Shakhtar Donetsk -en el momento en que muchos dudaron si el conjunto blanco llegaría a clasificarse para los octavos de la Champions League, llegando después a pasar como primeros de grupo- o la eliminación ante el Alcoyano en la Copa del Rey, ni siquiera entonces se dudó de que 'Zizou' era el idóneo para el cargo. La confianza en él era, por tanto, plena.

Los deseos de Zidane

También a la hora de la confección de la plantilla se creyó en su criterio. Ferland Mendy y Luka Jovic llegaron por su petición expresa, así como también se dejó marchar a jugadores de la casa como Sergio Reguilón, Marcos Llorente o Achraf Hakimi porque no contaba con ellos para su proyecto de presente y futuro.

El futbolista que pidió Zidane y no se pudo fichar fue Pogba. Pero se intentó. El Real Madrid hizo hasta lo imposible para hacerse con los servicios del mediocentro francés del Manchester United. Todo porque era un jugador que quería 'Zizou' en la plantilla madridista, pero no pudo ser.

Otro movimiento que también se hizo por él fue el de prescindir de los servicios de Pintus para firmar a Dupont como jefe de la preparación física del equipo. Una decisión que se ha cuestionado mucho desde entonces, en especial después de una última temporada en la que se han producido más de 60 lesiones.

Zinedine Zidane

De lo que no hay ninguna duda es de que si Zidane hubiese dicho "me quedo" el otro día, hubiera continuado siendo el entrenador del Real Madrid. Porque Florentino Pérez siempre ha contado con él. Nunca le ha echado, ni como jugador ni como entrenador, porque ha sido el francés el que cuando así lo ha querido, eligió dar un paso a un lado.

[Más información - Zidane: "Me voy del Real Madrid porque el club no me da la confianza que necesito"]