La Liga 2020/2021 se despide aquí. Este sábado se decide todo lo que queda por decidir, que no es poco. El plato principal es la lucha por el título entre el Atlético y el Real Madrid con unos sin margen de mejora y otros con la obligación de ganar y esperar. Pero esta última jornada también puede traer consigo la tercera despedida de Zinedine Zidane del Madrid.

Noticias relacionadas

El futuro del técnico francés es una incógnita, aunque las últimas informaciones apuntaban todas hacia el mismo camino: su renuncia al banquillo del Real Madrid. En las ruedas de prensa de los últimos meses ha ido dejando pistas, quizás la última este: "El Real Madrid es lo mejor que me ha pasado en la vida", que dijo ayer en su penúltima comparecencia de la temporada.

Sería una salida similar a la que protagonizó en 2018, justo tras ganar La Decimotercera. También parecida a su adiós como jugador, que ocurrió en 2006 y precisamente contra el Villarreal, rival de hoy de los blancos. En ambos casos, como podría pasar ahora si se confirma su adiós, se fue perdonando un año de contrato que todavía tenía en vigot.

Zidane, en su despedida del Real Madrid junto a Florentino Pérez EFE

Zidane tiene firmado hasta el 2022, pero volvería a ver la necesidad, como hace tres años, de dar un vuelco a la plantilla. Sin él. También ayer se mostraba seguro ("segurísimo") de que el equipo podía ser mejor con otro entrenador. Pero el madridismo, al igual que el vestuario del primer equipo, quiere mantener la esperanza sobre la continuidad de Zidane hasta que se diga, en boca de algún protagonista, lo contrario.

No ha sido una temporada fácil. Se puso en duda por enésima vez el trabajo de Zidane en la parte más complicada del curso. Tampoco se ha logrado cerrar las renovaciones de Sergio Ramos y Lucas Vázquez, dos de sus 'soldados' más leales.

Lo que ocurra hoy en el campo, es decir, que el Real Madrid gane milagrosamente La Liga o se confirme la victoria del Atlético, no afectará al futuro de Zidane. No va a depender de un partido. La decisión del técnico francés, sea la que sea, parece estar tomada y solo le faltaría tener una conversación con Florentino Pérez, presidente del club, en los próximos días.

La conversación con Florentino

Que todavía tenga que hablar con Florentino podría retrasar cualquier sentencia de Zidane en público. Tras el partido contra el Villarreal despedirá la temporada en rueda de prensa y lo esperado es que todo el mundo le aborde con preguntas sobre su continuidad o su salida. Hasta ahora el francés ha sido un muro cuando le han preguntado por ello, pero sin un próximo partido por delante -pero si una conversación- podría ser hoy diferente.

En cuanto a los jugadores, Zidane negó en rotundo la semana pasada que les hubiera dicho tras el partido contra el Chelsea que se iba. Todavía había que terminar la temporada y no quería distraer a los suyos con 'ruido' de fuera, tal y como siempre ha hecho. Hoy sí puede ser el día para comunicar a los jugadores, internamente, si su decisión es definitiva, lo que hará con su futuro.

Este sábado es el día de Zidane. El día en el que la leyenda puede decir adiós al Real Madrid por tercera vez. Nadie duda de que, si se va, las puertas seguirán abiertas siempre para él. Si se queda deberá liderar el cambio de ciclo del equipo con alguna salida dolorosa, pero con la posibilidad de renovar el Madrid con fichajes que siempre soño, empezando por Mbappé.

[Más información: ¿El último baile en el Real Madrid?: de Zidane a Sergio Ramos, las dudas sobre el futuro]