Aleksander Ceferin continúa dando declaraciones incendiarias desde que el pasado domingo doce clubes de España, Italia e Inglaterra anunciasen la Superliga Europea. Un nuevo formato ideado para salvar el fútbol, pero que se fue diluyendo con el paso de las horas, con las presiones ejercidas por las diferentes esferas y porque los clubes ingleses recularon.

Noticias relacionadas

Ahora, en la televisión 24ur de Eslovenia, el presidente de la UEFA ha lanzado una amenaza con destino el Real Madrid. "¿No quiere un presidente como yo? Ese es un incentivo aún mayor para quedarme", dijo sobre Florentino Pérez. Está ha sido la primera vez que se refiere a él directamente, ya que antes se había cebado con Andrea Agnelli.

Sobre el presidente de la Juventus de Turín ya había dicho que era "el que más" le ha "defraudado". "Nunca he visto una persona que haya mentido tantas veces. Hablé con él el sábado y me dijo que eran rumores y que me llamaba dentro de una hora. Luego apagó su teléfono", comentó sobre un Agnelli al que defendió luego Florentino Pérez: "Ha insultado a un compañero. No queremos un presidente de la UEFA que insulte a un presidente de un club".

Andrea Agnelli, durante un acto de la Asociación Europea de Clubes (ECA)

Volviendo a las declaraciones que ha hecho en su país, Ceferin ha respondido a la pregunta sobre el porqué cree que Florentino Pérez no le quiere dirigiendo la UEFA: "Quiere un presidente que lo obedezca, que lo escuche y que haga lo que él piensa. Y yo trato de hacer lo que creo bueno para el fútbol europeo y mundial".

¿Y ahora?

Mucho se ha hablado sobre las posibles sanciones a los clubes de la Superliga. Ceferin ha destacado el apoyo recibido: "Recibí ayer mensajes de apoyo de prácticamente todos los clubes de Europa. Tenía 3.800 sin contestar. Así que ahora esperamos que ellos se den cuenta de su error y sufran las consecuencias correspondientes. Hablaremos de esto la semana que viene".

Entonces le cuestionaron por las semifinales de la Champions League y el esloveno ha dejado caer que aunque sea mínima, hay posibilidad de que Real Madrid y Chelsea no jueguen: "La clave es que la temporada ya ha comenzado, que las televisiones nos reclamarían daños y perjuicios si no jugáramos las semifinales. Por lo tanto, hay una posibilidad relativamente pequeña de que este partido no se juegue la semana que viene. Pero esto será un poco diferente en el futuro".

Aunque se muestra partidario del diálogo, también rígido en las posibles sanciones. "Las puertas de la UEFA están abiertas, y al mismo tiempo todos tendrán que sufrir las consecuencias de sus acciones", argumenta en la entrevista. "Creo que todos estos clubes son parte de la UEFA, pero por supuesto, nunca volveré a tener una relación personal con ciertas personas. Siempre puedo separar eso", explica.

El Barcelona

Sobre el Barcelona también ha hablado Ceferin: "Hasta cierto punto me decepcionó todo el mundo, pero el Barça quizá menos. Hace muy poco han elegido a Laporta como presidente y hablé dos o tres veces con él". Aunque en parte exculpa a Laporta por la complicada situación económica que ha heredado de la anterior directiva.

Joan Laporta, durante la final de la Copa del Rey EFE

"Estaba sometido a una presión considerable por la situación económica. Él lo heredó, no fue su culpa que la situación fuera así, por lo que obviamente estaba bajo mucha presión, pero al mismo tiempo, como un negociador astuto, se aseguró una salida. Si pagas de más a los jugadores, jugadores inapropiados y, por lo tanto, no logras un resultado, significa una pérdida", ha señalado.

Ingleses, Bayern, PSG...

Ceferin ha querido desmentir la información que asegura que han ofrecido un plus de dinero a los clubes ingleses para que saliesen de la Superliga: "No tengo dónde encontrar miles de millones para ofrecer a los clubes ingleses. Además, si les ofreciera miles de millones, los clubes no se disculparían, sino que irían al otro lado. Saben exactamente que cometieron un error, me llamaron y me tener mucho respeto por estos clubes y, por lo tanto, tengo más respeto por estos clubes que por aquellos que insisten en algo que ellos mismos dicen que no existe".

Y de ahí al Bayern Múnich, al PSG y al Borussia Dortmund, los tres grandes que se especulaba que se unirían al proyecto, pero que se han mantenido en todo momento al margen y pro UEFA: "Al-Khelaifi cree en el fútbol, sabe que la pirámide no debe derrumbarse, porque se reunió con sus aficionados y ellos trabajan para sus aficionados. Él fue un gran apoyo y estuvo con todos nosotros. Sin él, Rummenigge y Watzke, hubiéramos tenido más dificultades para lograrlo ".

[Más información - El 'factor Boris' dinamita la Superliga: su antieuropeísmo también rompe el fútbol]