En medio del terremoto por la creación y ruptura de la Superliga Europea, el Real Madrid consiguió llevarse los tres puntos por la vía rápida en el partido de este miércoles contra el Cádiz. Solo queda el Betis, el sábado en Valdebebas, antes de afrontar la ida de la Champions League contra el Chelsea, que con lo ocurrido estos días ha ganado en tensión. La UEFA sigue metiendo presión.

Noticias relacionadas

Faltan solo cinco días para que el Chelsea de Thomas Tuchel visite al Real Madrid. En otras condiciones ya se estaría hablando del partido, del reencuentro de Eden Hazard y Thibaut Courtois con su exequipo, por ejemplo, pero no. La Superliga se ha robado toda la atención y el partido, más que aparentar unas semis de Champions como son, parece un capítulo más del pulso entre la UEFA y la Superliga.

Real Madrid y Chelsea son dos de los doce clubes fundadores de la Superliga. Nada más anunciarse la creación de la competición, la respuesta de la UEFA fue amenazar a ellos dos y al Manchester City con dejarles fuera de las semis de Champions -sobreviviendo solo el PSG, el único que apoyó al organismo-. Luego llegó, entre presiones y dinero de por medio, la renuncia de los ingleses, incluida la del Chelsea.

Será el primer encuentro protagonizado por dos de los implicados en la creación de la Superliga, ahora separados por las violenta campaña ejecutada por la UEFA para derrumbar los planes de los grandes de Europa. De hecho, el organismo continental sigue amenazando con castigos a todos ellos e, incluso, mantiene que el Real Madrid podría no jugar las semis de su competición.

Hay una posibilidad de que el Real Madrid - Chelsea no se juegue

Aleksander Ceferin, presidente de la UEFA

Aleksander Ceferin, presidente de la UEFA, dejó caer este miércoles que sigue habiendo una posibilidad de descalificar al Madrid: "La clave es que la temporada ya ha comenzado, que las televisiones nos reclamarían daños y perjuicios si no jugáramos las semifinales. Por lo tanto, hay una posibilidad relativamente pequeña de que este partido no se juegue la semana que viene. Pero esto será un poco diferente en el futuro", dijo.

En el Madrid no preocupan las amenazas de Ceferin y están convencidos de que la eliminatoria se jugará. Sin embargo, ya se percibe que la UEFA quiere hacer todo lo posible para calentar la eliminatoria. Los blancos son el 'enemigo' de Ceferin tras no haberse bajado del barco de la Superliga: "Quiere un presidente que lo obedezca, que lo escuche y que haga lo que él piensa", decía el presidente de la UEFA sobre Florentino Pérez.

Campañas y revoluciones

La tensión no hará más que crecer de cara al partido de vuelta. La afición inglesa se volcó en contra de la Superliga tras los mensajes que llegaban desde la UEFA: "Empezaron a hacer una campaña totalmente manipulada de que íbamos a acabar con las ligas, que no se contaban los méritos...", denunciaba Florentino en la SER.

Las protestas de los aficionados del Chelsea que metieron presión al club inglés para salir de la Superliga Europea REUTERS

La afición blue se presentó en la puerta de Stamford Bridge y la situación llegó a ser tal que tuvo que salir Petr Cech, leyenda y actual consejero del club, a tratar de calmar a los fans. Lo siguiente fueron las primeras filtraciones de que el Chelsea se preparaba para salir de la Superliga, lo cual fue celebrado por todos sus seguidores en los alrededores del estadio.

Serán unas semis muy calientes para el Real Madrid. Por las presiones y amenazas de la UEFA. También por la reacción de la afición del Chelsea. Pero lo importante seguirá siendo lo que ocurra en el campo. Por lo pronto, Zinedine Zidane y los suyos tienen cinco días para preparar el partido aislándose lo más posible del ruido de fuera.

[Más información: El fracaso de la Superliga pone el fútbol europeo en las manos de la UEFA y los jeques árabes]