El juego de Toni Kroos siempre se distingue por su sobriedad y su temple. Dio una prueba más de su frialdad el miércoles por la noche, cuando fue uno de los guías del Real Madrid en los cuartos de final de la Champions League. Tenían que aguantar frente al Liverpool el gran resultado de la ida que cosecharon en el Alfredo Di Stéfano y el centrocampista germano volvió a completar una gran actuación antes de ser sustituido por su cansancio acumulado.

Noticias relacionadas

Lo dio todo. Quizá no estuvo a la altura de otros partidos, pero es que no ha parado de jugar en los últimos meses y estaba en el área quejándose de sus aductores a comienzos de la segunda parte. El equip está al límite, pero, aún así, está llevando su fútbol a la excelencia un año más. Ha sido uno de los hombres de la eliminatoria con un encuentro en el Di Stéfano para enmarcar ya que con sus pases rompió al Liverpool. A sus 31 años, sigue siendo un baluarte blanco. 

La preparación para un partido de estas características es máxima, así como la concentración que requieren los jugadores. Pero Kroos es de otra pasta. El alemán puede estar pendiente de otras cuestiones mientras algunos jugadores lidian con los nervios. La veteranía es un grado, pero lo de este futbolista roza lo inverosímil. Sobre todo después de la confesión de su hermano Felix que desveló lo que hacía el jugador del Real Madrid 20 minutos antes de este choque trascendental.

Félix Kroos intervino en DAZN este miércoles tras el encuentro y ahí explicó su conversación con su hermano en la previa: "Puedes llamarlo cinco minutos antes de una final de la Copa del Mundo y charlar con él. Creo que hace 20 minutos estábamos hablando del partido Osnabrück contra Regensburg, que acaba de terminar en segunda división, que es el mejor resultado para nosotros. Si me informan correctamente, el partido terminó 0-1. Le dije que el empate no era malo para nosotros, pero él me contestó que era mejor que perdieran, que estaban tiesos". Esa era la respuesta a la pregunta sobre cuánto tiempo puedes hablar con Toni antes de un partido.

[Más información: La obra de Zidane: su "dejadnos pelear" que hizo grande al Real Madrid]