10 de julio de 2018. Fue la fecha en la que Cristiano Ronaldo se convertía oficialmente en nuevo jugador de la Juventus. El delantero portugués ponía punto y final a una larga y exitosa etapa en el Real Madrid donde las cuatro Champions League cosechadas, los Balones de Oro y los récords con la elástica merengue marcaron su día a día en la capital. El atacante se marchaba a la entidad italiana hasta el año 2022. Y esa fecha no cambiará, al menos para que regrese al Real Madrid.

Noticias relacionadas

El '7' no está en los planes del club merengue para la próxima temporada. El Madrid mantiene una relación muy buena con el jugador desde su salida. De hecho, se está muy agradecido con su labor en la entidad. Sin embargo, no ven factible traer de vuelta a Cristiano Ronaldo. Sería dar marcha atrás tres años después de su adiós a la capital, y en la estrategia del Real Madrid no está otra cosa que no sea mirar al futuro. El objetivo es adquirir un jugador que pueda marcar una década y que, de alguna manera, ejerza el mismo papel que el delantero portugués tuvo durante tantas temporadas.

Por ello, los rumores sobre su posible llegada a Madrid no son más que eso: rumores. Cristiano Ronaldo tiene contrato hasta 2022 con la Juventus y el jugador no ha dado ningún detalle de que quiera abandonar el equipo. Fracasos como el de la Champions o la Serie A han tensado su situación. Y, si a ello se le suman los problemas económicos del conjunto de Turín, su puesta en el mercado cobra mayor sentido. Sin embargo, en caso de abandonar Italia será para poner rumbo a un destino diferente a Madrid.

Haaland durante un partido con el Borussia Dortmund EFE

La Juventus, por encima de todo, cierra cualquier puerta: "Cristiano Ronaldo se queda en la Juventus, es intocable. Tiene contrato hasta el 30 de junio de 2022. Después veremos lo que pasa. Cristiano tanto a nivel técnico como de imagen nos ha dado un impulso hacia el Olimpo del fútbol".

Haaland y Mbappé, los objetivos

El conjunto merengue no piensa en Cristiano Ronaldo y tiene toda su atención puesta en otros talentos como Haaland y Mbappé. Los dos han conseguido convertirse en las referencias goleadoras del momento. Son jóvenes, tienen experiencia en la élite y ya hay interés en numerosos clubes para hacerse con sus servicios. El Real Madrid es uno de ellos, pues no pierde detalle de los movimientos de ambos casos. Ellos son los encargados de tener ese rol que tuvo Cristiano en el Santiago Bernabéu.

Tal y como adelantó EL BERNABÉU, Haaland es la opción número uno del Real Madrid. El delantero noruego acaba contrato en 2024, pero a partir de 2022 entra en funcionamiento una cláusula de salida que más de uno podría aprovechar. Por ello, una marcha este mismo verano parece el desenlace más factible. Haaland costaría cerca de 100 millones de euros y el Real Madrid mantiene una gran relación con el Dortmund, por lo que la operación se desarrollaría con mayor facilidad. Haaland es el deseado y este verano puede cumplirse la petición.

Pese a ello, en el Real Madrid no se cierran puertas. El objetivo de los últimos años siempre fue reunir a Haaland y Mbappé sobre 2022. Una situación difícil de darse debido a la crisis económica generada por la Covid-19 y que ha hecho que en la entidad se decanten por uno de los dos delanteros. Sin embargo, si Mbappé sigue sin renovar y el PSG le pone en el mercado, el club liderado por Florentino Pérez intentará aprovechar la ocasión para firmar a uno de los delanteros que lleva siguiendo varios veranos.

[Más información - La Juventus es una ruina: graves insultos en el vestuario y Pirlo al borde de la destitución]