A los aficionados del Real Madrid les ha dado un vuelco al corazón en la mañana previa a un choque trascendental. Rodrygo Goes aparecía como baja de última hora para el partido de vuelta de los octavos de final de la Champions League ante el Atalanta después de que, supuestamente, los servicios médicos del club hubieran informado esta mañana que sufre una lesión en el tendón del bíceps femoral derecho. El jugador está en buen estado, podrá jugar en el encuentro y todo se trata de un error en la web del club.

Noticias relacionadas

De hecho, desde el Real Madrid ya se está llevando a cabo una investigación a nivel interno para dilucidar lo sucedido en la mañana de este martes. Tan rápido como han podido, desde el club se han apresurado para retirar la noticia y que el impacto que se extendió como la pólvora se cortara de inmediato. No cabe duda de que será la anécdota de la previa del partido, pero, por suerte, los que más respiran son los miembros del cuerpo técnico que podrán contar con un jugador que tendrá su importancia esta noche.

Son muchos los que apuestan por él como titular, por ello la noticia sorprendió aún más. Se trataba de la misma lesión que había sufrido en el mes de diciembre y que le tuvo algo más de dos meses fuera de los terrenos de juego. Una recaída podría haber supuesto que estuviera un tiempo similar de baja. Teniendo en cuenta la mala racha que está teniendo la entidad con los problemas físicos, la resignación invadió rápidamente al madridismo.

Rodrygo Goes, en el momento de la lesión durante el Real Madrid - Granada de La Liga EFE

El brasileño regresó a la actividad hace tres partidos cuando jugó sus primeros 30 minutos con el equipo ante la Real Sociedad. La confianza de Zidane se notó en el derbi ante el Atlético, en el que dispuso de 60 minutos en los que pasó más bien desapercibido. Eso sí, fue protagonista en la remontada de este pasado fin de semana ante el Elche cuando le daba con el pecho el pase de gol a Karim Benzema para que hiciera su segundo gol de la tarde.

Pendiente del futuro

El brasileño está en este final de temporada a prueba, así como el resto del ataque blanco, ante los ojos de la afición que vive ilusionada con un verano que se presenta movidito en las oficinas del club de Concha Espina. Muchos se jugarán su puesto y aunque la entidad tiene mucha confianza en el brasileño, un gran final de curso le garantizaría un lugar de privilegio ante la posible llegada de nombres como Mbappé o Haaland.

El eterno duelo que se ha instalado entre Vinicius y él tiene al madridismo dividido en una balanza. El mes de Vini sin Rodrygo no ha sido bueno. El regreso de Eden Hazard le cerró las puertas de la titularidad, que poco después se volvió a abrir por un nuevo problema físico del belga, pero ha sido más noticia por sus errores y despistes cuando ha salido desde el banquillo. La realidad es que para que puedan llegar grandes jugadores, hay que vender más allá de jugadores como Bale, Isco o Marcelo, quienes por edad y cartel no se podrá sacar lo que podían vale en su mejor momento deportivo. 

[Más información: El Real Madrid no quiere otra barrera europea: las claves para volver a cuartos tres años después]