28 de noviembre de 2020. Fue el último partido de La Liga en el que Mariano contó con la oportunidad de salir de titular con el Real Madrid. Ya lo había hecho la jornada anterior ante el Villarreal, pero repetir ya era un logro teniendo en cuenta sus pocas oportunidades en el equipo. El delantero merengue repitió desde el inicio ante el Alavés y ocupó el lugar de un Benzema que estaba lesionado. Meses después, el canterano blanco recibe la misma oportunidad.

Noticias relacionadas

Mariano apunta a titular ante el Valladolid en la jornada de este fin de semana. Como mínimo, el delantero debería contar con minutos ante la falta de un '9' de referencia. En caso contrario supondría un duro golpe para su estancia en el Real Madrid. Pero, si se cumple el guion habitual, el atacante será quien ocupe el puesto de un Benzema que no ha entrado en la convocatoria por problemas físicos.

Por ello, el duelo liguero se plantea como una cita determinante para Mariano. El delantero es consciente de que vive sus últimos meses en el Real Madrid. Una vez finalice la temporada, se espera que abandone la entidad como ya se buscó a principio de curso mediante una cesión al Benfica. Y, hasta que eso suceda, Mariano tiene dos objetivos: convencer a Zidane para una supuesta oportunidad en Champions y, sobre todo, llamar la atención del mercado de cara a verano.

Luka Modric y Mariano Díaz, durante un entrenamiento del Real Madrid

La lesión de Benzema no es grave, pero aún está en duda su presencia para el partido de Champions League ante la Atalanta. La situación es muy similar a la de noviembre. Mariano salió de titular ante el Valladolid, también pudo saltar desde el pitido inicial en Champions ante el Inter de Milán y repitió puesto contra el Alavés. Última titularidad liguera y que, además, supondría el último partido antes de su lesión.

Ante el Valladolid quiere repetir proceso. Contra el Villarreal marcó, aunque se quedó a medias en su actuación sobre el césped. Pero, después de muchos meses, Mariano tiene una ocasión de oro para reencontrarse con el gol. Ese tanto ante el Submarino Amarillo es el único que luce en su cuenta particular y dar un golpe en la mesa se presenta como determinante para el jugador. Y más si las complicaciones de Benzema se alargan más de lo esperado.

Su última titularidad se produjo en el desastre de Copa del Rey ante el Alcoyano, donde fue sustituido a los 67 minutos de partido. Y desde que comenzara 2021 Zidane ha apostado por Mariano para los últimos minutos de cada encuentro. En cinco de los últimos siete duelos, de hecho, ha salido en el tramo final. Mariano se la juega y más con Hugo Duro en el banquillo, el canterano revelación del filial merengue.

Mariano Díaz, durante un entrenamiento del Real Madrid

Revalorazación

Mariano apenas ha disputado 12 partidos en lo que va de temporada. Una amigdalitis en el inicio de campaña complicó su entrada en la dinámica de competición. Y, en el resto de duelos, se ha encontrado con un Benzema meteórico en ataque y acompañantes como Vinicius, Asensio o Rodrygo. Los dos primeros le acompañarán, salvo sorpresa, en la titularidad ante el Valladolid. El tercero sigue recuperándose. Y Mariano, que según webs especializadas como Transfermarkt se encuentra con un valor de mercado de 10 millones de euros, necesita el golpe de efecto para empezar a conquistar clubes de cara al verano.

[Más información - El Real Madrid viaja a Valladolid sin Benzema y con una convocatoria repleta de canteranos]