El mercado de fichajes de 2021 ha empezado muy candente en este mes de enero. Con algunas renovaciones pendientes y algunos jugadores que ya pueden negociar sus nuevos contratos con otros clubes, la opción preferida de los equipos para poder incorporar futbolistas, las direcciones deportivas ya están trabajando para cuadrar cuentas en medio de esta situación de crisis derivada por la Covid-19. Y el Real Madrid había fijado sus ojos en Pau Torres ante estas situaciones.

Noticias relacionadas

El estancamiento de las negociaciones de renovación de Sergio Ramos y los momentos de Nacho Fernández y Eder Militao hicieron que las conversaciones se intensificaran para conocer su situación. Los blancos ya conocen que el Villarreal se remite a su cláusula de 50 millones de euros. A raíz de que se haya hecho público este interés, son muchos otros equipos los que han apuntado sus miradas a esta joven promesa que ya se ha hecho un hueco en la selección española.

Hace una semana en Italia apuntaban hacia un interés de la Juventus, que sigue acometiendo la renovación de su zaga después de que la vieja guardia haya dado un paso al lado. Este fin de semana, el medio alemán Sport1 ha explicado que Pau Torres es uno de los elegidos para sustituir a Boateng y a Alaba. Sobre todo a este último, cuyo futuro está más que cerca del Real Madrid. El español cumple con las características que están buscando en Baviera

Pau Torres, durante un partido con el Villarreal LaLiga

La gran cantidad de jugadores diestros que tienen en la plantilla ha hecho que el equipo técnico liderado por Flick desee un jugador zurdo. Además, su progresión y su capacidad de liderazgo más que demostrada en el Villarreal convencen en Múnich. Además, esa cantidad de 50 millones parece asumible, teniendo en cuenta que pagaron 70 por Lucas Hernández. En cualquier caso, en la recámara también está otro perseguido por el Real Madrid: Dayot Upamecano.

Interés por el francés

El Bayern habría avanzado mucho en su fichaje. Hansi Flick habría hablado con Upamecano sobre un posible futuro en el club bávaro, según ha informado la revista Kicker este fin de semana. El jugador tiene contrato hasta 2023, pero a partir de julio tiene una cláusula de rescisión que estima entre 40 y 45 millones de euros, según el medio alemán. La inminente marcha de Alaba habría hecho que las negociaciones se hayan intensificado, por lo que esta conversación se habría producido en un contexto de hacer la operación más fácil.

Parece que la llave de todos estos movimientos la tiene Sergio Ramos. El capitán blanco ha decidido no aceptar la oferta del Real Madrid, que tal y como informó EL BERNABÉU ascendía a 12 millones de euros y un año más de contrato. El andaluz tampoco ve con buenos ojos renovar por dos temporadas aplicando una reducción del 10% en su salario actual. Mientras este tira y afloja siga, las posibilidades de que alguno de estos movimientos se produzca. El de Camas y la dirección del club quieren seguir juntos de la mano, pero las diferencias están encima de la mesa. Mientras, otras opciones siguen abiertas.

[Más información: Alaba y Pau Torres: la dos opciones del Real Madrid si Ramos no renueva]