"Más moral que el Alcoyano". El equipo de Alcoy hizo gala a este dicho en su partido contra el Real Madrid, de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey. Aunque la polémica también estuvo presente en el encuentro con una jugada en el área de los locales en la que Militao acabó derribado.

Noticias relacionadas

El central brasileño fue golpeado por Ángel, en medio de un total barullo dentro del área del equipo de Segunda B. Los futbolistas del Real Madrid pidieron penalti a un Sánchez Martínez que no señaló nada punible. Hay que recordar que en esta ronda de la Copa del Rey no hay VAR.

La realización ofreció las imágenes del penalti y con la secuencia no queda duda de que Ángel golpeó a Militao y que, por tanto, Sánchez Martínez tenía que haber señalado el punto de los once metros. Era el minuto 89 y el colegiado principal no se atrevía a decretar penalti a favor del gigante blanco.

Penalti no pitado sobre Militao

Un penalti que de haberse señalado podría haber cambiado el rumbo del partido. Y es que el conjunto merengue se pudo por delante gracias a un gol de, precisamente, Militao en la última acción de la primera mitad. Puso el centro Marcelo y el central brasileño, que volvía a jugar tras muchas semanas sin tener la oportunidad, se elevó para batir al portero del Alcoyano.

Ya en la segunda mitad, Vinicius tuvo en sus pies el segundo. Pero se la jugó el joven extremo y el guardameta de los locales, de 41 años, estuvo más listo y rápido para desbaratar la ocasión. De ese posible 0-2 al 1-1 después de que Solbes marcase, gracias al balón parado, el tanto del empate para los de Segunda B.

Con las tablas en el marcador llegó esa jugada de la polémica. Un penalti que de haberse señalado y siempre que el Real Madrid lo hubiese marcado, habría evitado una prórroga que ya de por sí era sorpresa. Se veía a Zidane entonces más nervioso que nunca en la banda de El Collao.

Oportunidad desperdiciada

El entrenador francés apostó por un once titular con importantes novedades en todas las líneas. Una oportunidad de oro para los menos habituales de reivindicarse ante los ojos de Zidane. Pero esta fue desaprovechada por la gran mayoría, ya que los blancos acabaron en la prórroga con los teóricos titulares, salvo Modric, en el centro del campo y en la delantera.

[Más información - Zidane lanza un guiño a Mbappé: "Los grandes futbolistas eligen dónde jugar"]