El Real Madrid afronta en este 2021 un futuro mercado de traspasos en el que muchos nombres se pondrán encima de la mesa. La necesidad de que los aficionados puedan regresar antes del final de la temporada prima para que las economías puedan recuperarse tras la situación provocada por el coronavirus. Ahí aparece el de Eduardo Camavinga que, con su juventud, es una de las grandes promesas del panorama futbolístico europeo.

Noticias relacionadas

El jugador francés ha lanzado un nuevo guiño dejándose querer por el equipo español cuando le preguntaron en Canal Sports Club, el programa de Canal + Francia, por el interés que parece tener el Real Madrid. "Es genial cuando un gran club está interesado en ti. Pero tengo la cabeza fría, estoy en Rennes. Después de eso, veremos al final de la temporada. Nos reuniremos y veremos los pros y los contras", esgrimió el futbolista que saltó al estrellato durante el 2020.

Tiene contrato con el Stade Rennais hasta 2022. Camavinga obtuvo su primer contrato como profesional que le vinculaba hasta ese año durante la temporada pasada, pero ha habido un movimiento en los últimos días que lo podría cambiar todo. El padre y el hermano del jugador se reunieron en Londres con Jonathan Barnett y fue ahí donde decidieron que la joven perla firmaría con Stellar Group como su agencia de representación.

Eduardo Camavinga, con el Rennes Reuters

A pesar de este cambio, sigue haciendo caso a su padre: "Me recuerda siempre de donde venimos. Sé de donde vengo y donde quiero ir". Barnett ya puso las cartas sobre la mesa con respecto a ese interés del Real Madrid la semana pasada cuando habló en L'Equipe. "Pregúntales. Tenemos una gran relación y trabajaremos cerca con el padre y la familia de Eduardo, especialmente para el jugador. Lo más importante es actuar en su mejor interés", subrayó en el periódico francés.

Los rivales

El club merengue, aunque favorito, no es el único que puede hacerse con el fichaje de Camavinga. La llegada de Barnett podría truncar la situación, a pesar de esas relaciones, por la salida de Gareth Bale del conjutno blanco. El joven centrocampista ha generado notable interés entre los grandes clubes europeos. Sin ir más lejos, en la Ligue-1. El PSG, ahora con Pochettino en el banquillo, puso sus ojos en él hace unos meses. Como primera potencia del club galo, podría hacerse con sus servicios.

Camavinga es objetivo de los más grandes y, sobre todo, del Real Madrid. Aunque no es la prioridad, ya que hay otros dos jugadores que han cogido más importancia en las últimas fechas como Mbappé y Haaland, está en esa agenda en una tercera posición que le coloca entre los fichajes galácticos que quiere hacer el club en las próximas ventanas. El centrocampista es una sensación mundial y desde el club se le ve espacio en la plantilla.

Zidane será un factor a tener en cuenta. El jugador de 18 años creció adulando al actual entrenador del Real Madrid. Es un ídolo para todos los niños franceses y no hay quien no quiera trabajar con él.

[Más información: Camavinga y Pogba, solo puede quedar uno para fichar por el Real Madrid]