La buena racha del Real Madrid ha permitido confirmar el buen momento de algunos jugadores. Entre ellos, Ferland Mendy. El lateral izquierdo llegó a la capital siendo un desconocido para gran parte de los aficionados y en dos temporadas se ha ganado la confianza del club. Tal es su relevancia que ha logrado cerrar las dudas sobre el lateral quitándole el puesto de titular a un histórico como Marcelo.

Noticias relacionadas

Mendy, a sus 25 años, se ha consagrado en la élite tras llegar a la capital en el verano de 2019. Las estadísticas le avalan y el papel que le ha dado Zidane en su esquema de rotaciones también. Mendy es el titular del Real Madrid y así seguirá siendo los próximos meses salvo cambio de última hora. Algo que tampoco sorprende dado que fue petición expresa del francés.

El técnico blanco, que ya ha demostrado en otras ocasiones su buen ojo con los jóvenes talentos, pidió a la cúpula del Real Madrid lanzarse a por Mendy. El lateral estaba llamando la atención en el Lyon y Zidane vio en él el potencial suficiente como para triunfar en el Real Madrid. El club le hizo caso y aprovechó la oportunidad: menos de 50 millones convertían a Mendy en nuevo lateral del conjunto blanco.

Su crecimiento en el Lyon estaba siendo notable y el objetivo era que no decayera. Algo que se ha acabado por cumplir. Según el portal especializado Transfermarkt, desde que fichó por el Real Madrid ha conseguido mantener su crecimiento de mercado y se sitúa ya en los 40 millones de euros. Pese a algunos altibajos y a la competencia que se tiene en el cuadro capitalino, sigue sin perder su valor.

Fijo en el Madrid

La temporada no ha podido comenzar mejor para Mendy. En Champions lo ha jugado absolutamente todo y es el titular indiscutible del Real Madrid. En La Liga la línea ha sido muy similar y salvo alguna suplencia, el zaguero galo ha sido el escogido por Zidane para comenzar el partido. Entre otros duelos, Mendy fue el elegido ante el Atlético de Madrid o el FC Barcelona. Presencias que reafirman la confianza de Zidane.

En lo que respecta a la Champions League, Mendy no puede pedir más. Ha disputado los 90 minutos de cada partido en el que se ha dado cita el Real Madrid. Un 100% de presencias que han valido para que el equipo merengue haya terminado líder, único club español en hacerlo esta temporada, del grupo de la competición continental.

Ferland Mendy conduce el balón

Pese a las dos derrotas que se han acumulado en la Champions League, Mendy es el amuleto del Madrid para La Liga. Cuando él ha jugado siempre han sumado puntos. Mendy no sabe lo que es perder en la competición nacional y solo acumula dos empates en su cuenta particular. Su carrera con Marcelo por el puesto titular está ganada y de ahí que el brasileño ya haya comenzado una preparación física extra.

La visión de Zidane

El técnico francés, además de saborear el éxito en el banquillo del Real Madrid, también ha demostrado en la entidad merengue su buena visión para detectar talentos. Zidane pidió a Mendy y el tiempo le dio la razón. También confió en Fede Valverde y el uruguayo se ha convertido en una perla mundial. E incluso apostó por Rodrygo cuando nadie lo hacía hasta darle al brasileño un puesto fijo en el Madrid.

Sin embargo, fue en su primera etapa en la entidad capitalina cuando alertó de varios talentos en pleno crecimiento. Uno de ellos fue Raphael Varane, a quien ojeó cuando jugaba para el Lens con tan solo 18 años. Zidane trasladó su opinión a la cúpula merengue y el central se convirtió en jugador del Real Madrid. Igualmente, Zidane también puso encima de la mesa el nombre de Hazard, que acabaría fichando por el Chelsea. Ambos jugadores están hoy a sus órdenes.

[Más información - Ferland Mendy confirma que el lateral es cosa suya y no de Marcelo]