Uno de los nombres que estaba sonando como posible salida en el Real Madrid en el mercado invernal era Luka Jovic. Aunque la dirección deportiva no esperaba ningún movimiento, ni de entrada ni de venta, en Italia señalaban al serbio como uno de los objetivos del AC Milan. Ya lo fue el pasado verano, pero tanto la entidad como el jugador decidieron seguir en la capital de España. Ahora llegan señales de humo diferentes desde el país transalpino.

Noticias relacionadas

Este martes señalan que el Milan no tiene como objetivo ningún delantero para la ventana de traspasos que se abrirá en enero. Según la información que ha aparecido este 22 de diciembre, los 'rossonero' están buscando un defensa para reforzar la zaga. Parece que desde la dirección deportiva están contentos con el rendimiento de Ibrahimovic, Rebic y Hauge y que el punto de la plantilla que quieren apuntalar es la línea de atrás.

Stefano Pioli había planteado al principio de la temporada que necesitaría un jugador más para esa zona del campo, sobre todo por la edad del sueco. Con el noruego como una de las revelaciones de la Serie A, parece que el técnico italiano se ha olvidado de Jovic. El serbio está teniendo bastantes problemas para tener continuidad con los blancos. Algunas lesiones y un contagio por coronavirus han minado sus minutos en esta primera parte del año.

Luka Jovic celebra un gol con la selección de Serbia Reuters

Jovic ha regresado ya a la dinámica de las convocatorias y, en este período de partidos que no frenarán por la Navidad, tendrá opciones de volver más pronto que tarde. El hecho de que Zidane esté optando por un once más fijo en este momento de la temporada no le ayuda a recuperar esos minutos que los problemas físicos le han quitado. El serbio necesita demostrar este año que la inversión que hizo el Real Madrid por él tiene su justificación deportiva.

El objetivo

El Milan había puesto en su punto de vista al serbio para darle un respiro a Ibrahimovic. El sueco está siendo la estrella del Milan a sus 39 años, pero también necesita un momento de respiro por esa cuestión. La dirección deportiva pensó que hace falta traer un delantero que sirva como recambio para el escandinavo. Ahí entraría la opción de Jovic, para el que se valoraba plantear una cesión al conjunto blanco, al menos para los seis meses de competición que restan.

La adaptación del jugador que llegó el pasado verano por 60 millones de euros está siendo más larga de la esperada. Aún así, no se pierde la esperanza en que aparezca esa faceta goleadora que sedujo tanto a la dirección deportiva como a la técnica. Es por lo que también Zidane optó porque Borja Mayoral saliera cedido a la Roma este mercado de verano. 

El serbio vuelve a vivir un año en el que, aunque estaba contando algo más en esos primeros partidos de la temporada para Zinedine Zidane, no está respondiendo con goles. El mes de enero puede ser crucial para ver si es capaz de darle la vuelta a su situación.

[Más información: En Italia aseguran que Jovic recibirá una oferta del Milan en enero]