El capítulo más esperado de Colgar las alas, el quinto, llegó este viernes. La serie documental que narra la trayectoria de Iker Casillas pasó por el periodo comprendido entre 2010 y 2013, la etapa de Mourinho en el Real Madrid. La serie que emite Movistar+ habla cara a cara con los dos grandes protagonistas de aquellos tiempos de confrontación contra el Barça y una guerra interna en el vestuario.

Noticias relacionadas

Casillas, que puso de punto de partida en una huelga, contó en qué momento sufre su primer roce importante con Mou: "Hay un partido con el Levante, en el que nos distanciamos a varios puntos del Barcelona. Y ahí empezamos dejar de hablar. Un día en un cuarto solos él me empezó a decir que si podía hacer todo de cara a la galería para la gente. Yo le dije que tampoco me parece coherente que un profesional le metiese el dedo en el ojo a otro entrenador".

La tensión iba creciendo entre ambos hasta que intervino una tercera persona: "Alguien de prensa del club nos coge a los dos y nos dice que no tengamos tanto roce, que hablemos. Nos volvemos a sentar y nos decimos las cosas a la cara".

Pero es una temporada después, en la 2012/2013, cuando se rompe todo: "Hay 2-3 partidos en los que no estamos bien. Ahí otra vez vuelven los fantasmas del pasado, cuando nos alejamos un poco. Nuestro desgaste fue en el tercer año. Hasta el segundo era relación amor-odio. Me comentó que no me veía centrado, no me veía bien… Y yo pensé que podía ser verdad. Tenía otras cosas que también me preocupaban", confiesa.

Y Casillas fue relegado al banquillo: "Llego de las Navidades y empieza el nuevo año. No sé, con un rollo que a mí no me gustaba. Ruedas de prensa que no daba, luego sale Álvaro [Arbeloa] hablando… Y unas semanas después me lesionó de la mano". Después Mou fichó a Diego López y Karanka habló en rueda de prensa de su relación: "Ahí ya… Por ambas partes no estuvimos bien. Yo por esa mentalidad de jugador y Aitor porque fue compañero mío y también entrenador".

Casillas, ¿el 'topo'?

A Casillas se le tildó de 'topo' por, supuestamente, filtrar a la prensa. Y de eso habló en el documental: "Me acusaba de que era amigo de la prensa. ¿Que conozco a gente de la prensa? Cómo no la voy a conocer. Pero de ahí a filtrar cosas de uno y otro... Me tocó a mí, era yo el que tenía gente que hablaba... a lo mejor me callé y no respondí y asumí como que yo era el topo y el que hablaba con la prensa. Me callé mucho más de lo que tenía que haber dicho".

Mourinho y Casillas, en el Real Madrid Reuters

Aquella 'batalla' acabó en división entre la afición: "Un día vi a unos chicos con la camiseta del Madrid, yo iba en mi coche tranquilamente, y me empezaron a decir "La culpa es tuya, es tuya…". Era por todo lo que se había hablado. Como no decía nada, se enrevesó todo y fui víctima de mi silencio. Lo demás, historias que vamos a contar, ahora, dentro de 10 años, de 20… Yo he contado mi versión, él te dirá la suya".

"Probablemente sí, ahí la comunicación no fue muy importante", dice Mou sobre el gran problema que acabó por romper la relación de ambos. Todo quedó ahí y lo demuestra el gesto que tuvo Mourinho tras el infarto de Casillas: "Se puso en contacto conmigo, me deseó lo mejor. Son los detalles con los que tengo que quedarme. La gente le ha sacado más punta que nosotros", contó Iker.

[Más información: Casillas, del infarto a 'Colgar las alas': "Iker nunca ha querido ser más que un portero"]