Recibir la llamada del Real Madrid con 16 años, debutar con 18, ganar con 19 su primera Champions League de las tres que conquistaría, ser capitán a los 29, hacer historia con la Selección campeona del mundo y bicampeona de Europa... y sufrir un infarto a los casi a los 40 que acaba con su carrera. La vida de Iker Casillas daba, al menos, para varios capítulos y es lo que repasa la serie documental Colgar las alas.

Noticias relacionadas

Movistar+ estrena este viernes los dos primeros capítulos de la serie que narra la trayectoria y la retirada de Casillas. EL ESPAÑOL ha hablado con Luis Fermoso, redactor que ha acompañado a 'El Santo' en un viaje de más de un año que empieza solo dos meses después de su infarto de miocardio. "Notas que es diferente a todo lo anterior", dice a poco del estreno y tras más de 20 años trabajando en televisión.

La historia de Colgar las alas arranca un 11 de julio de 2019, nueve años después de la final de Sudáfrica: "Es un momento que te enseña lo que es la vida. Como nueve años después de levantar la Copa del Mundo y ser una especie de superhéroe, es un hombre que está muy tocado física y anímicamente". Con una sesión de recuperación cardiaca en Madrid empieza este camino solo 70 días después de truncarse su vida.

Iker Casillas, durante la presentación de 'Colgar las alas' EFE

"Una carrera como la de Iker necesita de muchísima mirada al pasado para poder glosar todo lo que deja atrás y todo lo que es presente en su vida, que es una carrera legendaria", cuenta Luis. Y es que durante seis capítulos -el último se emitirá el día de Navidad- se acompañará a Casillas en su camino hasta la retirada y, a su vez, se repasará su carrera desde sus recuerdos y los de otros protagonistas de gran calado.

Colgar las alas cuenta la historia de "una de esas personas imprescindibles para entender la historia del deporte español" y es el seguimiento en tiempo real de un jugador que tiene que tomar una decisión absolutamente fundamental en su vida: "Asistir al momento al que un deportista tiene que prepararse para una retirada, hace que tenga un poder visual y de historia muy potente".

"Iker ha estado seis o siete meses peleando por volver a jugar. A mí me ha demostrado una vez más la capacidad que tienen los deportistas de élite, que están conformados de otra forma [...] Ha sido su última competición. Y tomar la decisión de asumir que se acaba, es un momento muy potente del documental, en el capítulo 4, en el que podemos visualizar cuál es el día D y la hora H en los que esto comienza a acabarse", cuenta Luis.

Un hombre tocado

A Luis Fermoso le llama la atención "el Casillas de la primera vez". "Es un hombre tocado en lo físico y en lo anímico, pero me llama la atención su capacidad de competir", dice y luego añade: "También he sentido que es un hombre reflexivo, más pausado. Yo creo que la paternidad, el infarto y los casi 40 años hacen una mezcla de muchísima serenidad y de muchísima sinceridad".

Al final del trayecto Iker es un hombre que está tranquilo, está en paz

Iker pelea durante meses por volver a un terreno de juego. Y está cerca de hacerlo: "En el capítulo 2 hay momentos en los que, en octubre de 2019, él está convencido de que puede continuar y la verdad es que podía continuar. Yo creo que hay una pelea ganada, la de 'yo estoy apto física y mentalmente'", dice sobre su recuperación. "Al equipo nos ha transmitido esa pelea y nos hemos sentido con ganas de empujarle en esa pelea que ha tenido él", añade.

Casillas no obtuvo el OK para volver a jugar al fútbol y en la serie se plasmará la evolución del personaje: "Al final del trayecto es un hombre que está tranquilo, está en paz. Cada vez que se pregunta por qué le ha ocurrido dice 'eh, que estoy vivo y no tengo nada de lo que quejarme, que tengo 40 años y lo he ganado todo'. El otro día me decía 'si lo que me ocurre el 1 de mayo de 2019 me ocurre el 1 de mayo de 2010...', afirma Luis.

Iker Casillas, en la presentación de 'Colgar las Alas' Movistar+

Volver, volver y volver

El 2019 y el 2020 han sido años muy difíciles para Casillas, obviando la situación sanitaria global. Sin ir más lejos, a su mujer, la periodista Sara Carbonero, se le detectó un cáncer maligno solo 20 días de su infarto. La historia de Iker en estos dos años ha sido de superación y así lo quería plasmar él: "Siempre me contaba que esperaba que esto pudiera ayudar a mucha gente que estuviera pasando por un infarto o una recuperación. Que puedan ver en él el Iker de 2019 y el de 2020", explica el redactor de Movistar+.

Luis nos confiesa que, hasta con un punto vergonzoso, Casillas quería tener contada su historia y la continua y exhaustiva grabación sirvió para "poder transmitir lo que quería contar, que es que se puede luchar contra una enfermedad como la que ha tenido y, sobre todo, que se puede pelear por volver. Esa era su idea: volver, volver y volver. Luego ya...".

Zidane, Robben, Mou...

Serán muchos los rostros conocidos que en Colgar las alas acompañen al espectador a través de la historia de Iker Casillas. Desde compañeros ilustres, como Zinedine Zidane o Roberto Carlos -que construyen la noche de Glasgow-, hasta rivales, como Xavi Hernández, Gerard Piqué -que repasarán la 'guerra de los Clásicos'- y hasta Arjen Robben. Luis Fermoso elige la aparición del futbolista neerlandés como la más especial de todas para él.

Si yo hubiera sido Robben... no participo en el documental de Iker

"Me parece que es para arrodillarse y venerarle. Que Robben se ponga delante de una cámara para hablar del día en el que pudo ser campeón del mundo, pero por culpa de Iker no lo fue, me parece un ejercicio de sinceridad, de buena persona. A mí me emocionó escucharle hablar lo que habló. Lo veréis en el capítulo 4. Tiene mucho mérito. Si yo hubiera sido Robben... no participo en el documental de Iker -risas-", cuenta sobre la participación del '11' de Holanda de aquella noche en Johannesburgo.

Mourinho es una presencia obligatoria. Iker también entendía que era una persona importante

Otro que no podía faltar es José Mourinho, seguramente la contraparte de la carrera de Casillas para muchos: "Iker también entendía que era una persona importante que le ha acompañado durante un viaje de tres años y, sobre todo, si ha habido lo que ha habido. A mí me parece que es una presencia obligada y están muy bien. Hay tiempo para ofrecer una visión reflexiva, mirando hacia atrás. Hay tiempo para recordar algunos piques. Hay de todo. En el capítulo 5 hay un momento en el que les veremos a ellos dos, habla uno, habla el otro, habla uno... Ahí les dejamos que acompañen al espectador".

"También hay una presencia muy importante en el capítulo 3 que es la de César Sánchez", nos adelanta Luis. Creo que es fundamental entender esta rivalidad para entender lo que viene después, la formación de Iker como portero... Ese capítulo con la presencia de César es muy importante para describir cómo es la mentalidad de Iker".

Y hay una ausencia cuyo culpable es el 2020: "No sé si estoy destrozando un secreto, pero Cristiano Ronaldo nos había dado el 'ok'. Se le cruzó justo en esos días su positivo por coronavirus, que además fue recurrente", explica Luis Fermoso a EL ESPAÑOL. "Me gusta reconocer que Cristiano quería estar, iba a estar porque le apetecía. Hubiera molado que hubiera estado, pero el 2020 ha sido un rival demasiado bestia", añade.

Un chico de Móstoles

Colgar las alas, como no podía ser de otra manera, también da un vistazo al Iker más 'terrenal': "Todos teníamos ya una sensación de cómo era Iker, que era un tipo normal. Y es otra de las cosas que fascinan del personaje, que es un tipo como nosotros". Y habrá escenas que lo plasmen así: "En el capítulo 2 hay una reunión de amigos en un garaje de Navalacruz porque se pone a llover en la calle. Y, básicamente, somos tú y yo con nuestros colegas en verano. ¿Qué haces? Haces la chuletada, dices cuatro tonterías, te echas unas risas y juegas al mus".

"Es el Iker que nos representa a todos y creo que por eso también es un tipo diferente. Le mirábamos y decíamos 'es uno de los nuestros'. Habla como nosotros, se comporta como nosotros, no tiene ninguna estridencia de futbolista 'galáctico'. Hemos confirmado lo que sabíamos de Iker, nunca ha querido ser nada más que un portero", confiesa Luis.

El estreno de Colgar las alas mostrará al mundo el proyecto más ambicioso de Movistar+ en cuanto a un producto deportivo: "Para nosotros ha sido un lujo. Somos un equipo pequeño, no una gran producción de helicópteros o 200 personas. Somos un equipo formado por un operador de cámara (Romano Aticus), una realizadora (Estíbaliz Ortega), un productor (Sergio Primicia), una documentalista (Ana Pasca) y yo como redactor al cargo de los capítulos".

"Ha sido uno de los mayores disfrutes laborales que hemos tenido todos. Nos hemos metido tanto tanto que te absorbe y, además, hemos tenido que aprender a trabajar desde casa. Ha sido un disfrute bestial poder contar esto", nos cuenta Luis.

No estamos acostumbrados a que un héroe, un gladiador, enseñe sus sombras y sus miedos

Este viernes, en Movistar+ ya estarán disponibles los capítulos 1 y 2. Cada semana, hasta el 25 de diciembre, se irá estrenando otro nuevo episodio cada viernes. Luis anima a los espectadores a disfrutar de este 'viaje': "Es un aprendizaje. Hay un señor que nos recibe para ver cómo hace otro ejercicio, otra sesión de cardio, te dice a la cara que está desorientado, que está perdido. En un viaje al pueblo de Sara en el capítulo 1, para ver a los amigos, te reconoce que está perdido. Su vida era 'pum, pum, pum' y de repente se la han cambiado".

"No estamos acostumbrados a que un héroe, un gladiador, enseñe sus sombras y sus miedos. En ese sentido, Iker no tiene ningún problema. Es importante humanizar a la persona que hemos visto al nivel de Superman durante tantos años".

[Más información - Iker Casillas relata su momento más difícil tras sufrir un infarto: "Volví a nacer"]