La trayectoria de Iker Casillas sigue siendo repasada por la serie documental Colgar las alas de Movistar+. Este viernes se emite el penúltimo de los capítulos, que estará centrado en la batalla de los Clásicos en la época de José Mourinho y Pep Guardiola. Un momento de mucha tensión, incluso dentro del vestuario del equipo blanco entre Iker y Mou.

Noticias relacionadas

Hablan los protagonistas y también algunos secundarios en aquella etapa, como varios de los futbolistas azulgranas de ese entonces. Por ejemplo, Gerard Piqué. En un adelanto que ha compartido Movistar, el central habla sobre el tándem Mou-Iker: "Iker, al ser el primer año, supongo, y por la seducción del discurso y el personaje de Mourinho también entró y le encandiló. Él mismo lo decía, que al inicio te lo crees y vas a muerte y a la guerra con él".

Casillas pone el punto de partido en sus roces: "¿Cuándo noto que aquello no va bien? Hay una huelga que se hace en agosto de 2011 y yo como capitán, por lo hablado con mis compañeros, decidimos que nos vamos a unir a esa huelga y no se va a jugar la primera jornada", confiesa. "Nos decimos ahí dos cosas, pero no bueno. Son dos cosas que nos decimos que nos marcan un poco a los dos, pero quedamos tranquilos", añade.

La bomba en donde estalla todo es en la Supercopa de España. "Luego pasa el tema de la Supercopa de España. Ahí actuamos mal todos porque la imagen que dimos fue lamentable", dice Iker. También habla Carles Puyol: "Creo que se pasaron límites que no se deben pasar nunca".

Aquella (casi) batalla campal entre los banquillos dejó un mal sabor de boca a Casillas: "A mí eso no me lo habían enseñado de pequeño en el Real Madrid. Podías batallar, luchar, partirte el alma por el escudo... pero yo eso no lo había vivido. Eso lo veía para otros equipos más chabacanos, que tienen que hacer otro tipo de tretas para conseguir ganar y sacarte del partido, pero no para nosotros".

[Más información: Casillas y su complicada relación con César: "Hay una imagen que no me gusta en Glasgow"]