Ya lo hicieron en el mes de octubre, pero vuelve a salir el nombre del Real Madrid vinculado al de Bruno Fernandes. El centrocampista es esencial para el Manchester United. Después de su llegada la pasada campaña, este portugués se ha convertido en uno de los mejores jugadores de la medular en la Premier League y eso seguramente se refuerce con un nuevo contrato. Esa es la información que ofrece el diario Daily Mirror este domingo.

Noticias relacionadas

De hecho, esa sería la razón que dan a la hora de explicar por qué el luso está en la órbita blanca. Según la información del tabloide británico, el United quiere espantar tanto al Real Madrid como al Barça con una subida de sueldo para el que se está consolidando como el buque insignia de la plantilla. Bruno está rindiendo a un nivel excelente y todos los buenos resultados que obtiene el conjunto de Ole Gunnar Solskjaer tienen su sello.

Los blancos ya tuvieron en su radar a Fernandes antes de desembarcar en Manchester. Mientras estaba en el Sporting de Portugal, los blancos se interesaron por sus condiciones. Finalmente el conjunto inglés pagó 55 millones en el mercado de invierno de la 2019/2020 y ahora se ha hecho con el timón del United. Solskjaer le ha dado total libertad y él ha respondido con goles, lleva 10 esta temporada, y buen juego.

Fernandes gana actualmente 100.000 libras a la semana, pero eso está muy por debajo de los contratos más altos del club. Según la información del Daily Mirror, el club quiere que esté al mismo nivel que De Gea (350.000) o Pogba (300.000). Este gesto serviría para demostrar que quieren que sea una pieza de futuro, aunque aún tenga más de cuatro años de vinculación por delante. Sobre todo, ante la amenaza de otros clubes.

Camavinga, preferencia

Si se habla del centro del campo, hay un jugador que está por encima de los demás en la agenda del Real Madrid. Eduardo Camavinga es el elegido para reforzar el centro del campo blanco, si surgiera una oportunidad favorable en los próximos mercados. En cualquier caso, antes que afrontar esta contratación, el club prioriza la llegada de jugadores para el ataque con dos nombres claros: Erling Braut Haaland y Kylian Mbappé.

A día de hoy, Bruno Fernandes no es una opción real para los blancos. Aunque está valorado y se le sigue de cerca como a otros muchos jugadores, no sería una opción asequible económicamente, ni la entidad ve necesidad a la hora de reforzar la posición en la que él juega. Se puede desarrollar tanto de interior como de mediapunta, puestos cubiertos en la actualidad por Luka Modric, Toni Kroos, Martin Odegaard, Fede Valverde, e Isco Alarcón. Hasta el momento, estos jugadores seguirán siendo parte de la plantilla y no se valoraría la opción del centrocampista luso.

[Más información: El Manchester United quiere a Fede Valverde si Pogba se marcha al Real Madrid]