El Manchester United no pondrá impedimentos a la salida de Paul Pogba si retenerle obliga a realizar un esfuerzo económico desmesurado. El club inglés no quiere revivir lo sucedido con Alexis Sánchez, que llegó a cobrar 440.000 euros semanales antes de abandonar definitivamente Old Trafford, y mantendrá la escala salarial aunque suponga decir adiós al francés. Ni el entrenador ni la cúpula del club británico están por la labor de llegar a tales cifras.

Noticias relacionadas

Pogba, protagonista en los últimos días tras sus palabras sobre un posible futuro en el Real Madrid, acaba contrato en 2021. Sin embargo, existe una cláusula en el acuerdo con el United en la que la propia entidad podría extender un año más su vinculación. Pese a ello, quieren renovarle cuanto antes y frenar así las tentaciones a una posible salida. Siempre y cuando, como ha publicado ESPN, los nuevos términos del contrato impliquen realizar un desembolso exagerado.

Dicha información apunta a que llegaría a los 300.000 euros semanales, muy por debajo de lo que cobró Alexis y que suponía un contrato de estrella total en el club. Woodward y Solskjaer, máximo dirigente y entrenador del United respectivamente, han acordado que no se alcancen ese tipo de cifras por el bien del equipo.

Si a la hora de negociar con Pogba el francés insiste en mejorar notablemente su salario, el Manchester United dará un paso atrás y dejará vía libre al Real Madrid. Antes de asumir cifras imposibles, el conjunto de la Premier League permitirá que Pogba abandone el equipo dejando una determinada cantidad en forma de traspaso.

Pese a ello, la información de ESPN es que en el club hay tranquilidad absoluta con el futuro de Pogba. No tienen preocupación y siguen abiertos a aceptar una oferta económica para traspasar al francés si así lo determina el jugador.

Pogba quiere al Madrid

El jugador se pronunció claramente hace unos días. Jugar en el Real Madrid sería un sueño. Unas palabras que tuvieron una inmediata respuesta de su propio club, aunque en privado estén tramando una estrategia muy diferente. El United aseguró públicamente que Pogba cumpliría su contrato y que contaban con él para más temporadas. Sin embargo, es un hecho que no cierran ninguna puerta al galo.

Entrenar a las órdenes de Zidane, aspirar a ganar la Champions League y jugar con compatriotas como Varane o Mendy son algunas de las razones por las que Pogba estaría encantado de jugar en la capital española. En caso de que suceda, tendría que ser en 2021.

La próxima temporada, si la crisis del coronavirus lo permite, el Real Madrid acudirá al mercado de fichajes. Los objetivos principales son Mbappé para la delantera y Camavinga para el centro del campo. Es ahí donde Pogba tendrá que trabajar para convencer a la entidad merengue. Su club no lo pondrá fácil pese a que permita su marcha y en Inglaterra ya han llegado a meter a Fede Valverde, intocable en la capital, en una supuesta operación salida de Pogba.

[Más información - De Mbappé a Pogba: los futbolistas que más dinero ganan con sus botas]